viernes, 24 de mayo de 2013

Valparaíso patrimonial: La reconstrucción a 3 años del 27/F


Este Día del Patrimonio es una buena ocasión para mirar hacia la ciudad puerto, donde el Minvu y el CNCA han potenciado la idea de que las personas también son parte del patrimonio, fomentando su participación activa. Este viernes se anunció además el Primer Fondo Público Concursable.

por: La Segunda/ Juan C. Ramírez viernes, 24 de mayo de 2013

1. Iglesia del Sagrado Corazón.





Más allá de los lugares icónicos -Iglesia La Matriz, Plaza Sotomayor, Paseo Yugoslavo-, la gracia de Valparaíso es que prácticamente cualquier esquina, cerro o construcción posee un elemento patrimonial e histórico que dialoga con un pasado que siempre amenaza con desaparecer. Y eso incluye también a los que lo habitan.


"Cuesta traspasar esa idea a las personas. Que el concepto «patrimonial» también incluye a los que viven en una casa antigua y ayudan a mantenerla", explica Carolina Navarro, ingeniera en construcción que, junto a su empresa Provalpo, ha participado en el proceso de reconstrucción post-terremoto.


"Tampoco era la idea reubicar a las personas afectadas en otro sector", explica Camila Hernández, arquitecta de esta empresa que ha tomado casas, edificios y galerías del puerto que quedaron dañadas por el terremoto.


Todo esto, acogiéndose al inédito Programa de Reconstrucción Patrimonial implementado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) a partir del 2010, que ha incluido ampliar de 46 a 140 las zonas declaradas patrimoniales por el Consejo de Monumentos Nacionales. Así, se han podido entregar 4.962 subsidios equivalentes a una inversión de más de 50 mil millones de pesos.


"Cada lugar impone sus propias exigencias. Lota es diferente a Valparaíso, por ejemplo. Y hubo que aprender a adaptarse a las diversas realidades", explica Antonia Scarella, coordinadora de Proyectos Patrimoniales del Minvu.


Valparaíso recibió 370 subsidios. Esto incluye desde casas hasta conjuntos de edificios. Scarella explica que esta fue la primera vez que se entregó una ayuda directa a los propietarios de viviendas situadas en zona patrimonial.


Lo interesante de recorrer estas viviendas es que, independiente de la fachada, la verdadera reconstrucción también va por dentro. Un buen ejemplo es el edificio Favero (1906), al pie del Cerro Florida, que podría considerarse una especie de cité monumental.


De largas escaleras y habitaciones que fácilmente pueden tener 6 piezas, el daño del terremoto quedó minimizado gracias a un trabajo de recuperación que renovó -y reforzó- pisos, paredes, techos y cimientos, tal como las viviendas ubicadas en la subida Ferrari o en la calle José Arturo Olid.


Esto incluyó también edificaciones de departamentos en calles Independencia, Uruguay y avenida Brasil. Cada una con sus propias exigencias.


Los especialistas concuerdan en que, a pesar de la idea de lo devastador que puede ser un terremoto, casi siempre se pueden recuperar las construcciones, pero hay que reeducar a los chilenos para que se den cuenta de que ellos también forman parte del patrimonio.


"Valparaíso es una vieja que tienen ahí tirada"


Respecto del empuje de las personas haciéndose partícipe de la reconstrucción, Christian Morales opina que "la ciudad tiene una capacidad de reconstruirse, independiente de si las autoridades dan lucas o no. Es una costumbre. El tema de las autoconstrucciones es súper conocido. Hay una cosa de mucha amistad y fraternidad". El es uno de los autores de "Valparaíso no patrimonial" (Ocho Libros), una publicación que se dedicó a buscar esos lugares que no aparecen en las guías turísticas, pero que son esenciales para entender al porteño. Se incluye, por ejemplo, el bar Liberty, la peluquería Acuña o la sombrerería Woronoff. Ahora, se venderá una reedición, además de la segunda parte.


Lo que le molesta es que Valparaíso está pensado e intervenido desde Santiago y no por su propia gente, que es "la que con su amor mantiene vivo al puerto". Más allá del Cerro Alegre y los hoteles boutique, Valparaíso es "como una vieja curiosa y fea, que la tienen ahí tirada, y ése es precisamente su atractivo", explica.


"El tema patrimonial es algo tremendamente manoseado. Hay una confusión, porque la gente cree que es algo arquitectónico, pero se olvidan los ritos, leyendas y acciones intangibles. Siempre he pensado que declarar Patrimonio de la Humanidad a un sector en particular es una operación maquiavélica, porque convierte a los alrededores en una oportunidad comercial. Como si los edificios antiguos fuesen moneda de cambio. Piensa en el mall . Dará puestos de trabajo... a los mismos que se los quitan del comercio tradicional".


92 proyectos y $18.319 millones invertidos


El Consejo de la Cultura y las Artes (CNCA), por su parte, creó el Programa de Reconstrucción Patrimonial. Su objetivo era la recuperación de inmuebles patrimoniales en la zona afectada por el terremoto.


El modelo consistió en buscar la alianza público-privada, por lo que el Consejo financiaba el 50% del proyecto y el gestor responsable, como requisito, debía asegurar el resto del financiamiento con otras fuentes de recursos, teniendo la opción de recurrir a la Ley de Donaciones Culturales.


La iniciativa ha contado con tres etapas: 2010, 2011 y 2012. A partir del segundo período se incorporó a otras regiones no necesariamente afectadas por el terremoto, considerando su valor cultural, histórico y patrimonial histórico, la valoración urbana, el valor social y turístico, entre otros. Además, se aumentó el aporte del CNCA de $100 a $120 millones como tope máximo. En esta tercera etapa, fueron aprobados 31 proyectos, todos en desarrollo.


En total, han sido 92 proyectos, de los que se han finalizado 44 con un monto total invertido de $18.319 millones. En Valparaíso destaca la reparación y consolidación de las iglesias La Matriz, Sagrados Corazones y Sagrado Corazón de Jesús, además de la recuperación de la Biblioteca Santiago Severín. Esta última, fundada en 1873, fue la primera biblioteca pública y segunda del país, con más de 70 mil títulos y una Sala de Referencias con casi 7 mil ejemplares en estanterías abiertas.


Crean primer Fondo Público Concursable


Aprovechando el Día del Patrimonio que se celebrará este domingo, el CNCA, este viernes en el palacio de La Alhambra -uno de los edificios reconstruidos en Santiago-, anunció la creación del primer fondo público concursable para el patrimonio cultural.


El ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, dijo que se trata de una "convocatoria pública y abierta con el fin de promover la acción de la ciudadanía en la conservación del patrimonio construido, aquel que es símbolo vigente de nuestra memoria y representante de nuestra identidad".


Además, resaltó que a través de este fondo "invitamos a la sociedad civil a presentar proyectos de reconstrucción de inmuebles que tengan un alto valor patrimonial y también que contribuyan al entorno urbano, el desarrollo social y los atractivos turísticos de las ciudades donde se insertan".


El nuevo Fondo del Patrimonio Cultural replica el modelo de la reconstrucción. Así, quienes postulen sus proyectos deberán contar con un cofinanciamiento de recursos para la ejecución completa, que podrá ser aportado por terceros o fondos propios. En caso de ser aportes privados, podrán acogerse a la recién aprobada Ley de Donaciones Culturales. Por su parte, el Consejo de la Cultura adjudicará hasta el 50% del total de cada proyecto seleccionado, con un tope de $120 millones.


La evaluación de los proyectos estará a cargo de un comité compuesto por un representante de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos; uno de la Subsecretaría de Turismo del Ministerio de Economía; un representante del Ministerio de Obras Públicas, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo; un experto en patrimonio designado por el CNCA; un arquitecto destacado designado también por el CNCA y un representante del ministro de Cultura. La convocatoria se extiende desde el 26 de mayo y hasta el 25 de julio.

http://www.lasegunda.com/especiales/espectaculos/patrimonio27f/index.html

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada