viernes, 4 de junio de 2010

Patrimonio posterremoto: una guía para ayudar

www.emol.com
Fecha: 30 de mayo de 2010

PUBLICACIÓN Corporación del Patrimonio Cultural de Chile
Patrimonio posterremoto: una guía para ayudar

Un testimonio gráfico impactante es el catálogo que elaboró la Corporación del Patrimonio Cultural, un catastro no exhaustivo, pero punto de inicio para la recuperación del patrimonio de 5 regiones. Empresas y particulares pueden colaborar. Minera Cerro Colorado de BHP Billiton y el Banco de Crédito ya lo hicieron.

Magaly Arenas Zapata


Casona Agustín Echeñique en la comuna de Peralillo.

Para quienes conocen Chile y aman su patrimonio es abrumador revisar el catálogo realizado por la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile. Simplemente duele el alma al constatar el daño que sufrieron tantos lugares de Chile llenos de historia y de vida.



La pena no ha inmovilizado a la Corporación; al contrario, ha puesto el acento en el cariño por lo nuestro, y hoy es un motor que a toda velocidad quiere recuperar la identidad dañada. El tiempo juega en contra, con la fragilidad de la memoria y la llegada de las lluvias. Por eso, las empresas y los particulares dispuestos a ayudar deben actuar rápido, ir a la Corporación, pedir el catálogo y comprometerse con alguno de los lugares damnificados.




La Corporación, por su parte, está preparada para hacer la tarea lo más simple posible para la persona o empresa que quiera acogerse a la Ley de Donaciones Culturales. Gestiona el descuento tributario -de empresas o particulares-, y le presentan un equipo de arquitectos y restauradores con los cuales trabajar, si es que la empresa no tiene su propio equipo de especialistas.

Roberto Fuenzalida, director ejecutivo de la Corporación del Patrimonio Cultural, desborda energía, es intenso y apasionado para hablar de patrimonio. Tiene la convicción de que es posible, que vale la pena y que hay que recuperar lo dañado en estas cinco regiones. Es una persona que transmite esperanza, y eso, en estos tiempos de dolor y destrucción, es fundamental. "Entiendo que la urgencia social es prioritaria, se han dado grandes donaciones en esa dirección, y es lógico. Pero si las empresas tomaran una pequeña fracción de sus aportes, harían tanto bien a esos lugares y su gente''.

Ahora o nunca

Lo primero es que nadie sienta que quedó fuera. Es cierto que muchos lugares no están en esta guía, pero el tiempo apremia, y en unas semanas debimos poner un tope al trabajo de catastro para partir en la búsqueda de donantes. El texto reúne 63 monumentos nacionales o zonas típicas que necesitan con urgencia ser recuperadas.

Es un catálogo breve, bien hecho, esquemático y terriblemente gráfico. Algunas fotos, como la destrucción del ramal ferroviario Talca-Constitución, parecen de una película apocalíptica.

"Hicimos este catálogo -cuenta Roberto Fuenzalida-, porque tiene que quedar historia, porque la gente se va olvidando de lo que ha pasado, porque era necesario reunir en un catastro diversos esfuerzos parciales que se estaban realizando y porque queremos que sea un llamado a la conciencia de los entes que pueden ayudar para que no dejen de hacerlo. Y hay que sacarse el sombrero ante Minera Cerro Colorado de BHP Billiton y el Banco de Crédito, que de inmediato se comprometieron con esta tarea''.



La minera tomó la responsabilidad de recuperar la casa cuna de Arturo Prat, en Ninhue. "El que ellos -dice Fuenzalida- hayan tomado esta restauración es como el efecto que tuvo Prat en la Guerra del Pacífico: cambiar rumbos, y ahora también Prat produce un quiebre, porque Minera Cerro Colorado dijo "nosotros nos haremos cargo", y eso debiera motivar a otras mineras, empresas, bancos, grandes instituciones que están ayudando en el tema social; dediquen un poco de su interés al patrimonio, porque si esto no lo recuperamos ahora, se va a perder. Es ahora, o desgraciadamente nunca''.

Mauro Valdés, vicepresidente de Asuntos Corporativos de BHP Billiton Metales Base, sostiene que "es sabido que sólo a través de la valorización de nuestras raíces y de nuestro pasado, y del reconocimiento de nuestra identidad más profunda, lograremos plantearnos con solidez frente a los desafíos que nos impone la modernidad y la globalización''. El Banco de Crédito de Inversiones, por su parte, ya se comprometió con la recuperación de un monumento a definir en los próximos días.

El catálogo fue elaborado en conjunto con el Consejo de Monumentos Nacionales. "Nos volcamos a terreno con el objeto de contar a la brevedad con la información certera a través de una ficha estándar que nos permitiera contar con una clara visión del daño que había afectado a nuestro patrimonio cultural'', señala Óscar Acuña, secretario ejecutivo del Consejo.


Trabajaron en el catálogo Mirja Díaz, Elena Cruz y Sofía Le Foulon, entre otros.

¿Cómo ayudar?
Ir a la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile a revisar el catálogo en Londres 67 o llamar al teléfono 638 68 45.

Aunque no manejan el valor exacto de cada restauración, la corporación tiene órdenes de magnitud estimadas por los especialistas del Consejo de Monumentos Nacionales.

Si algún particular quiere colaborar también puede hacerlo y obtener, igual que las empresas, rebaja tributaria por la Ley de Donaciones Culturales. Todos los trámites que implica la rebaja tributaria los hace la Corporación del Patrimonio.





"Si una empresa hace una donación de 100 puede descontar 50 directamente de su impuesto. Y el otro 50% lo puede cargar a gasto; por lo tanto, de igual forma rebota en la mitad del impuesto de primera categoría que paga como empresa. Hoy el impuesto es de 17%, y sería el 8,5. La nueva Ley de Reconstrucción puede subir al 20%; por lo tanto, puede rebajar 10. Diez más cincuenta es 60% o 50 más 8,5; sería al final el 58,5% de rebaja. Al final el gran donante es el Estado, pero lo hace porque tiene un socio privado que demuestra una vocación de servicio'', concluye Fuenzalida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada