lunes, 4 de julio de 2011

Historias de Maipo

www.emol.com
sábado 2 de julio de 2011
V/D

Historias de Maipo


Patio interior de la casa de Los Jesuitas, actualmente destinada al retiro espiritual del los miembros de la orden.

Treinta y cinco minutos dura el video que estrenó la periodista y realizadora audiovisual, Ana María Hurtado. Llamado "Maipo es un tesoro", busca difundir y educar sobre los siete Monumentos Históricos de la provincia, ubicada en la zona centro sur de la Región Metropolitana. Un variado conjunto -desde iglesias hasta vestigios precolombinos- que habla de identidad, cultura y patrimonio.

Claudia Pérez Fuentes
Fotografías, Ana María Hurtado

"Numerosos vecinos de Santiago que con frecuencia viajan al sur y otras personas respetables de esta ciudad, se han acercado a esta alcaldía solicitando al que suscribe, interponga sus buenos oficios (...) para obtener el arreglo de la estación, cada día más necesario a medida que aumenta el movimiento de pasajeros (...) y el mismo progreso del pueblo". El 2 de octubre de 1888, Macario Ossa y Ricardo Cerda, autoridades locales, enviaban esta carta solicitando mejoras en la Estación de Ferrocarriles de San Bernardo. Entre otras cosas se lamentaban por la falta de comodidades como "corredores o galpones que permitan a los pasajeros tener donde favorecerse de las lluvias y el sol", a su juicio, algo mínimo para un lugar "tan inmediato a Santiago y frecuentado por las mejores familias".

Por esa época el terminal vivía su apogeo, cumpliendo un estratégico papel al ser la primera parada del tren que unía Santiago con el sur del país. Si bien con el tiempo su actividad e importancia decayó, no pasó lo mismo con su relevancia patrimonial, valor que llevó al edificio inaugurado en 1857 a ser nombrado Monumento Histórico. Es uno de los siete que posee la Provincia de Maipo, y que la periodista y realizadora audiovisual, Ana María Hurtado, decidió reunir en "Maipo es un tesoro", el documental que estrenó recientemente -con el financiamiento del Fondart Regional del Consejo de la Cultura y las Artes- y con el que pretende difundir "el patrimonio material de una zona que está al lado de Santiago. Una de las cosas más atractivas que tiene".


Vista del parque que rodea la casona de la Viña Santa Rita. Fue diseñado por el paisajista francés Guillermo Renner.





Desde fines del año pasado y hasta abril de 2011, se abocó a la concreción del proyecto, cuyos inmuebles, además de su cercanía con la capital, seleccionó por la riqueza que cada uno representa. "Son muy variados. Hay patrimonio religioso, arqueológico, ferroviario, industrial y colonial", dice la periodista que bajo el nombre de su firma, Antipoder Producciones, reconstruyó la historia del Pukara de Chena, la casa y parque de la Viña Santa Rita, la Estación de Trenes y Maestranza de San Bernardo, y de las iglesias Nuestra Señora del Tránsito, Los Jesuitas de Calera de Tango y San Miguel de Rangue.

Ante todo, buscó que "Maipo es un tesoro" (www.youtube.com/anitacometa) se convirtiera en un aporte para los más jóvenes y sirviera como material educativo -se distribuyó en los colegios municipalizados y centros culturales de la provincia, además se transmite por Buin TV- mediante el cual, junto con mostrar la relevancia de cada uno de los edificios, se pudiera enseñar pasajes de la historia. Esa es parte de la riqueza que encierra el conjunto, compuesto por -salvo excepciones- construcciones poco conocidas, y cuya mportancia es relatada por personas aún más anónimas. Ellas son las encargadas de llevar el hilo conductor de las siete cápsulas que componen "Maipo es un tesoro". Como por ejemplo, Isabel Duque, quien creció en el fundo El Tránsito, en Paine, donde se levanta la capilla del mismo nombre. Con emoción recuerda cómo ayudaba a sus padres a vestir el altar, limpiar y tocar la campana del templo -donde también hizo su Primera Comunión- proyectado por el arquitecto francés Eugenio Joannon Crozier.





"Creo que la manera más efectiva de llamar la atención sobre el patrimonio es contando una historia, humanizar los edificios de tal modo que la gente empatice con ellos", afirma Ana María. Así, no tuvo problemas en prestar oído a todos quienes estuvieron dispuestos a dar cuenta del significado que tienen estos lugares, como Guillermo Cruces, antiguo trabajador de la Maestranza de San Bernardo, quien -a través del Comité de Defensa del Patrimonio Ferroviario- lucha porque se recupere el menoscabado inmueble, creando "un espacio dedicado a la cultura" y un museo donde se exhiban los recuerdos que conserva en el patio de su casa: vestigios de las locomotoras y coches de trenes que se construían, mantenían y reparaban en los talleres inaugurados en 1920.


La Estación de Trenes de San Bernardo está construida en madera, ladrillo y adobe. Por años constituyó el principal punto de encuentro del lugar.



También dañada, pero no por el abandono e implacable paso del tiempo, sino por el terremoto de febrero de 2010, está la iglesia San Miguel de Rangue, ubicada en Paine. Es uno de los casos que más llamó la atención de la realizadora por ser un testimonio vivo del Chile patronal y foco de religiosidad popular. La construcción fue proyectada por el ingeniero Miguel Letelier, propietario de la Hacienda de Aculeo, cuyos descendientes aún viven en el lugar y encabezan las gestiones para restaurar la obra levantada en 1944.

Sergio Ruiz Tagle es protagonista del capítulo dedicado a la Iglesia y Casa de Los Jesuitas en Calera de Tango, conjunto que data de 1760. Su familia se hizo cargo de las propiedades cuando la orden fue expulsada de América en 1767, entonces compraron los terrenos que luego entregaron de vuelta a los religiosos, "con exigencias como construir una escuela", comenta.

Satisfecha, Ana María comenta que éste, junto a los otros ejemplos, "logra plasmar una gran variedad de valores e identidad. Esta zona está llena de cosas llamativas como lo están muchas otras en Chile, sólo que no se difunden", agrega, comentado también la positiva recepción que ha tenido su trabajo. "Los profesores se han acercado súper contentos con el material", concluye.

Claudia Pérez Fuentes.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada