sábado, 2 de julio de 2011

El Santa Lucía sin miedo y con Mp3

LA TERCERA EDICION IMPRESA
sábado 02 de julio de 2011



[TEATRO] El cerro Santa Lucía será escenario de Susurros, obra teatral que invitará a recorrer este lugar de Santiago escuchando Mp3. La pieza, dirigida por Constanza Brieba, obligará a los espectadores a dar un paseo en la naturaleza del céntrico y verde peñón. Por medio de audífonos, el público interactuará con una trama inspirada en Sueño de una noche de verano, de Shakespeare.
por Cristián Labarca

Apenas el frío abandone Santiago y la primavera se encargue de reverdecerlo todo, el cerro Santa Lucía se convertirá en escenario de una inusual obra teatral: sin butacas, telón, ni actores a los que mirar.

Se trata de Susurros, del dramaturgo inglés David Leddy, coproducción que en Chile está en manos del British Council y el Centro Gabriela Mistral (GAM), bajo la dirección de Constanza Brieba.

Según la actriz y directora, los santiaguinos vivirán "una experiencia inquietante, de contacto con la ciudad y el cerro". Y cómo no, si provistos apenas de unos audífonos y una ruta trazada en un mapa, están invitados a internarse en el peñón, bajo los árboles que -dice Brieba- bien podrían ser "los de un bosque encantado".

La puesta en escena ya se presentó en ciudades como Londres, Milán, Dresden y Washington DC. En septiembre llegaría al San Diego Botanic Garden, en California, Estados Unidos, y luego a Chile. Según Brieba, el autor visitó varios países de Latinoamérica, buscando escenarios naturales donde montar la obra, pero al final sólo eligió dos: el Parque Ibirapuera, en Sao Paulo, creado por el arquitecto Oscar Niemeyer en 1954 para celebrar un aniversario de la ciudad, y el cerro Santa Lucía.

El paseo público, concebido por Benjamín Vicuña Mackenna en 1872, es visitado a diario por decenas de personas, pero no pocos evitan su breve ascensión, desalentados por la fama de "parejero" y "peligroso".

A este segundo grupo pertenece la directora: "Para los santiaguinos es muy importante el cerro. Es como un oasis. Aunque yo no vaya, siempre que paso, pienso: '¡qué rico que exista, ojalá pudiera tener tiempo para ir y tirarme en el pasto!'. Y eso es lo bonito de esta obra, que te permitirá descubrir el cerro Santa Lucía desde otro ángulo. Porque una está acostumbrada a pasar rápido, por miedo a que te asalten, y ahora vas a tener que tomarte un tiempo recorriéndolo".

El proyecto está en proceso de producción y aún faltan detalles importantes por definir (como la ruta exacta que los espectadores debieran tomar, según sugerencia del autor David Leddy), pero ya están confirmados en el elenco los actores Tito Bustamante, Coca Guazzini y Tamara Acosta.

Las entradas se venderán en el GAM y la idea, explica Brieba, "es que la gente viva la experiencia a distintas horas, de manera individual. Abriremos de 11 de la mañana a 6 de la tarde. Llegas a la hora que quieres, vas y haces el recorrido a tu ritmo. Tú te construyes la historia, rodeado de naturaleza e inserto en un mundo que es mitad fantasía y mitad realidad. No es una obra light".

Susurros es una reinterpretación de Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare. La obra fue escrita en 2006 por Leddy, llamado "el genio de los espacios no convencionales". Aclamada en el Festival Internacional de Teatro de Edimburgo, la pieza es, al mismo tiempo, fragmentos de un radioteatro, un recital de música, una clase de disección de aves y un paseo por un parque. Mientras viaja a través del espacio, el oyente escucha fragmentos de escenas, a través de auriculares, en lugares especialmente seleccionados y elementos cuidadosamente planeados que encajan en una historia triste y conmovedora de amor y de pérdida.

En el resultado final Shakespeare es prácticamente irreconocible. Leddy también toma fragmentos de distintos estilos musicales, entre ellos, de composiciones que hizo Benjamin Britten, en 1960, para la ópera Sueño de una noche de verano.

Las cuatro voces que narran la historia recuerdan la vida de un cantante de ópera llamado Robin Goodfellow, un padre aparentemente ideal. Leddy concibió su texto a la manera de un radioteatro en formato Mp3 y son los testimonios de una compañera de trabajo de Goodfellow, así como el de sus hijos, los que permitirán que el espectador vaya adentrándose en un retorcido relato: "Por un lado tienes toda la pureza, inocencia, sensualidad y magia del mundo de Shakespeare, y por el otro una historia atroz de perversión y abuso sexual", adelanta Brieba.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada