jueves, 30 de junio de 2011

Barrio Italia, el polo del arte emergente

LA TERCERA EDICION IMPRESA
viernes 01 de julio de 2011



Algo pasa los primeros sábados de cada mes en Avda. Italia. Las tiendas abren hasta tarde y hay actividades gratuitas. Mañana, diseño y patrimonio se toman el barrio.
por Loreto Gatica

1 11.30 h. Tour de barrio

En el Barrio Italia, las lámparas de lágrimas y muebles estilo art decó de los anticuarios de la calle Caupolicán conviven con modernas tiendas de decoración. Ambos gremios han convertido al sector en un referente del diseño. A principios del siglo XIX, los primeros habitantes del lugar eran "cachureros", quienes recogían muebles desechados que luego guardaban en galpones para refaccionarlos y venderlos. Si quedó con ganas de saber más, este sábado a las 11.30, en la Casa Museo Eduardo Frei Montalva, la organización Cultura Mapocho organizó un paseo en el que, megáfono en mano, la profesora de historia Annette García lo llevará a recorrer calles como Cousin, donde existe una población que fue habitada por empleados de Impuestos Internos en la década del 20, o el Club Miel, la actual discoteca que fue el Teatro Italia en la década de los 30. El paseo es gratuito y dura dos horas y media.

Hindenburg 683. 8818674.

2 Un break

Café Anay es una cafetería orgánica, donde los primeros sábados de cada mes hay ópera en vivo. Es decir, en este lugar podrá comerse un quiche orgánico de masa integral, relleno de verduras de la estación y una ensalada ($ 3.990), con un jugo de frutas natural ($ 1.590), mientras escucha Nessun Dorma, aria del acto final de la ópera Turandot. Si le dan ganas de algo dulce a media mañana, pase por su chocolate caliente con naranja ($ 1.590) o mejor aún, un submarino, leche caliente con una barra entera de chocolate ($ 1.590). Además, de 15 a 17 h, hay un taller gratuito para niños del Huerto Hada Verde, en que se enseña con una técnica de cultivo natural, a plantar dentro de bolitas de arcilla.

Av. Italia 1238. 9808291

3 14 h. Museo y galerías

Además de los hitos patrimoniales, el paseo de Cultura Mapocho contempla visitas a las galerías de arte Die Ecke (J. M. Infante 1208), Uniacc (Salvador 1200), Piloto (Malaquías Concha 0392) y Trece (Tegualda 1981). Este sábado es el último día de la exposición Pintores en su Tinta 2, homenaje de Samy Benmayor, Bororo y Matías Pinto D'Aguiar a Pablo Domínguez. Todos artistas íconos del barrio. A las 16 horas, la ruta continúa en la Casa Museo Eduardo Frei Montalva, donde habrá una muestra de microdocumentales. En todo caso, si ya está en la Casa Museo, aproveche de entrar, ese día será gratuito. Podrá curiosear y ver cómo vivía la familia Frei en la década de los sesenta. También, en la terraza se encontrará con una degustación gratuita de una de las cafeterías emblemáticas del barrio, el Café Bovary. En todo caso, antes de llegar a este lugar, dése una vuelta por las cerca de 36 tiendas de diseño que integran este barrio. Ojo, cierran a las 19 horas. En Girardi 1601-B está El taller

----

LA TERCERA EDICION IMPRESA |
miércoles 06 de julio de 2011

Barrio Italia tendrá bulevar con inspiración aimara

[CON SELLO PROPIO] Un grupo de arquitectos moderniza una antigua casa, ubicada en la floreciente esquina de Santa Isabel con Avda. Italia, para emplazar en ella diferentes tiendas y servicios. Contará con librería, local de artesanías y galería de arte.

por Cristián Labarca





Trabajan contra el reloj, separando adoquines, vigas de roble y pastelones de adobe que la casona de Avenida Italia con Santa Isabel escondía en su vientre. El objetivo es claro: terminar antes de agosto la remodelación del lugar y concretar un proyecto que hace un par de años ni soñaban.

En noviembre de 2010, José Luis Palomera, Johans Ramírez y Jaime Salas se asociaron como "Pañol", empresa de arquitectos que en ese entonces buscaba explotar el nicho del diseño y la fabricación de muebles de madera sólida, para lo cual andaban tras una casa donde comercializarlos.

La que encontraron, en el corazón de Providencia, "excedía por mucho nuestras necesidades de espacio. Pero los anticuarios, el auge que comenzaba a vivir el barrio y la pronta presencia de una nueva estación de Metro terminaron de convencernos", cuenta Palomera.

Así nació un proyecto más ambicioso, al que llaman "Qatu", como la voz aimara que en el mundo andino prehispánico nombraba el lugar donde ocurría el intercambio comercial y social.

Precisamente, esa quieren que sea la filosofía del lugar. Si bien los bienes se transarán con el dinero que todos conocemos, y no vía trueque, los profesionales consideran no sólo agrupar tiendas, sino "proponer la asociatividad entre éstas y promover las premisas de respeto hacia las personas y el medioambiente".

El trío de arquitectos detrás de este nuevo centro comercial en el barrio quiere que Qatu se distinga en cada detalle de un bulevar común. Y, para ello, la primera decisión fue la de arrendar los 170 m2 disponibles para tiendas, y distribuidos en seis locales, a empresas cuyos productos y servicios cumplan un alto estándar de calidad. Ejemplo de ello, dicen, son Made in Mimbre, la galería de arte CIAN y una sucursal de la librería Metales Pesados, a quienes, pensando en el público familiar del sector, han pedido que se instalen con su nuevo espacio Metalitos, especializado en literatura infantil.

Además, contarán con una cafetería de 32 m2, que en un futuro próximo pueda ampliarse a restaurante. La superficie de cada local fluctúa entre los 14 y los 30 m2, con una altura de cuatro metros. ¿El valor de arriendo de una tienda? 1,1 UF el m2.

Según Rocío González, relacionadora pública de Qatu, la lista de interesados en adquirir uno de los seis locales supera la docena. Pero, según los arquitectos, el criterio de selección es tajante: "Objetos de arte, mueblería, diseño de autor, no decoración. Y nada de ropa".

Eso no es todo. Palomera asegura que, arquitectónicamente, privilegiarán el patio de la casa: "Lo vamos a transformar en una plataforma para todo tipo de eventos, lanzamientos y locaciones de cine, donde los locatarios tengan la posibilidad de extenderse". Su símil más próximo podría ser la Plaza del Mulato Gil, en el barrio Lastarria.

El pasillo de acceso y el patio están proyectados, dice Salas, como extensión de la vereda: "Vamos a cuidar la accesibilidad universal de la casa, ya que el nivel de piso será único, idéntico al exterior. La idea es que el patio sea fácil de recorrer, que se transforme en una vereda y en extensión natural del espacio público".

La apuesta de Pañol, en cuanto al costo de la remodelación de la casa, asciende a los 15 millones de pesos.

Y los vecinos, ¿se muestran contentos? "A muchos les gusta, porque ven que este tipo de negocio no es dañino, revitaliza las veredas, recupera los inmuebles, y eso hace que aumente la plusvalía de sus casas. Acá, los arriendos suben todos los días", dice Palomera
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada