sábado, 18 de junio de 2011

La ira del volcán

www.emol.com
sábado 18 de junio de 2011



Peor que la del Chaitén en 2009, la inmensa nube que emergió del Cordón Caulle ha dejado a su paso una densa capa de ceniza, paisajes muertos, caminos cortados, cientos de refugiados, trastornos aéreos e incertidumbre. A dos semanas de la erupción, seleccionamos las imagenes más espectaculares del fenómeno.


Cordón volcánico Caulle-Puyehue.

5 de junio, un día después.

El volcán lanza cenizas, gases y material incandescente.
La columna se eleva 8 kilómetros y se comienza a formar un cono en el centro del cráter que llegará a 300 y 400 metros de diámetro.


Paso Cardenal Samoré. Límite fronterizo entre Chile y Argentina.

6 de junio, dos días después

La capa de ceniza lo ha cubierto todo. Una señal de tránsito apenas visible indica el avance de la nube hacia el oeste a una velocidad de 100 kilómetros por hora. Pronto llegará a Argentina, cruzará el Atlántico y pasará por Australia.


Imagen satelital

7 de junio, tres días después.

La nube de ceniza ya alcanza tal longitud, que se calcula que dará la vuelta al planeta. No hay certeza de hasta cuándo durará el fenómeno. En la zona cercana al volcán se acumulan toneladas de cenizas, pómez y fragmentos incandescentes que luego se enfrían. Expertos advierten riesgos de aluviones y contaminación de los ríos.


Aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires.

Buenos Aires.
9 de junio, cinco días después.

Los aeropuertos de Buenos Aires se cierran y LAN cancela sus vuelos hacia Argentina y Uruguay. Luego hará lo mismo con los programados a Nueva Zelandia y Sydney. Varias aerolíneas de Australia también cancelan y cerca de ocho mil pasajeros quedan varados en Melbourne. Algunos pilotos intentan despegar desde Sydney, pero la mala visibilidad los obliga a volver.


Reñinahue, Chile, a 60 kilómetros de Lago Ranco.

10 de junio, seis días después.

La erupción ha obligado a evacuar a 3.500 personas del sector. La densa capa ha afectado también a los poblados de Neltume y Choshuenco. Muchos están desesperados por no poder volver a sus hogares.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada