domingo, 11 de diciembre de 2011

Autoridades noruegas homenajean a Amundsen en el aniversario de su llegada al Polo Sur

A cien años de la conquista del Polo Sur a manos del noruego Roald Amundsen, las autoridades celebran en la Antártida la primera expedición al territorio polar.
por EFE - 14/12/2011 - 09:17

Expedición noruega de Roald Amundsen
Imagen 1 de 8Imagen que muestra al explorador noruego Roald Amundsen en su estudio en Svartskog, Noruega en 1910.

RELACIONADOS
Interactivo: A 100 años de la conquista del Polo Sur

13/12/2011 - 22:58

Revelarán cartas de Amundsen a cien años de su llegada al Polo Sur

Expedición noruega de Roald Amundsen Las autoridades noruegas recordaron hoy en la Antártida que su compatriota el explorador polar Roald Amundsen fue hace cien años el primero en alcanzar el Polo Sur.

"Estamos aquí para celebrar una de las hazañas más grandes en la historia de la humanidad", dijo el primer ministro, Jens Stoltenberg, en declaraciones recogidas por la agencia NTB.

Stoltenberg descubrió un busto de hielo del homenajeado en una ceremonia a la que asistieron varios centenares de invitados, contando a representantes noruegos y a personal de la estación científica estadounidense Amundsen-Scott.

Entre ellos estaban los cuatro miembros de la expedición noruega que han repetido el itinerario realizado hace cien años por su compatriota, aunque no en trineos tirados por perros como éste, sino sobre esquís, ya que ahora está prohibido introducir especies foráneas en la Antártida.

"La expedición polar de Roald Amundsen contribuyó a formar la nueva identidad nacional de Noruega", resaltó Stoltenberg, quien recorrió a pie con los expedicionarios los últimos seis kilómetros hasta llegar al Polo Sur geográfico.

El director del Instituto Polar Noruego, Jan-Gunnar Winther, recordó que Amundsen se introdujo en un terreno "completamente desconocido y con una presión sobrehumana", embarcado en una competición directa con la expedición británica de Robert Scott.

Scott, que llegó al objetivo días más tardes que el explorador noruego y falleció en el viaje de vuelta al igual que sus hombres, será también recordado siempre "por su valor y su decisión por alcanzar el lugar más inhóspito de la Tierra", dijo Stoltenberg.

La ceremonia en la Antártida es la primera parte de un día en el que toda Noruega recordará al mítico explorador polar, con Tromsø, la "capital" del norte del país, como punto central de las actividades.

Allí, Amundsen será homenajeado con exposiciones y otros actos durante la jornada, que culminará con un discurso del príncipe heredero de Noruega, Haakon, y una conexión vía satélite con la Antártida con las autoridades desplazadas allí.

Los actos servirán para cerrar el programa del año de homenaje a Amundsen y al otro gran explorador polar de este país nórdico, Fridtjof Nansen, nacido hace 150 años.

Amundsen empezó a forjar su leyenda como explorador en 1911 al derrotar a Scott en la carrera por el Polo Sur.

La elección del medio de transporte -trineos tirados por perros groenlandeses frente a caballos mongoles- fue crucial en la victoria de Amundsen, quien sacrificó a varios canes antes de llegar al polo y almacenó la carne para el regreso, lo que aminoró el peso y aseguró la alimentación de los animales a la vuelta.

Menos habituados a temperaturas extremas, los caballos de Scott tenían que cargar también sacos de avena para su alimento, lo que aumentaba su peso: todos murieron antes de tiempo y la expedición británica tuvo que valerse por sí misma.



---
www.emol.com
Fecha: 14 de diciembre de 2011

El corazón de la Antártica todavía es un duro desafío para el ser humano
antártida polo sur

A 100 años de la conquista del Polo Sur:



La travesía en solitario de una mujer y reediciones de la carrera que en 1911 enfrentó al noruego Roald Amundsen y al británico Robert Falcon Scott, vivirán un clima implacable.

Richard García
Superar una barrera de hielo vertical de más de 50 metros de altura, cruzar la meseta helada, atravesar luego una agreste cadena de montañas y avanzar otra vez por una interminable planicie hasta -si hay suerte- alcanzar el punto más sureño de nuestro planeta: el . Y todo esto bajo ventisca y nevazones casi constantes.



Ese es el desafío que debieron enfrentar un siglo atrás los grupos expedicionarios de Noruega, el Reino Unido y Japón, del que sólo el primero salió victorioso.

Hace exactamente cien años, el aventurero nórdico Roald Amundsen clavó en el hielo polar la bandera noruega. Lo acompañaban otros cuatro compatriotas y casi 50 perros entrenados. La travesía completa, que se recuerda hoy globalmente, todavía representa un desafío si se hace por la superficie. El paisaje agreste es el mismo.


La meta de Felicity Aston no es alcanzar el otro extremo del Polo Sur, cubriendo 1.700 kilómetros en 70 días. Será el viaje más largo realizado allí por una mujer.
Foto:Kaspersky

Lo sabe la británica Felicity Aston (33), quien quiere convertirse en la primera mujer en atravesar en solitario la Antártica, impulsada sólo por sus esquíes. "Pasé los 88 grados de latitud, estoy realmente satisfecha ¡el Polo se siente tan cerca!", posteaba ayer por Twitter.

El viaje no ha sido sencillo. En Kaspersky, la empresa de seguridad informática que auspicia el viaje, cuentan que la partida estaba programada para el 12 de noviembre, pero debido a las malas condiciones climáticas recién pudo materializarse el 25. Y el tiempo no mejoró mucho después. "Un día brutalmente frío. Hago trabajar mis dedos constantemente dentro de los guantes, pero nunca consigo hacerlos entrar en calor", tuiteaba el domingo pasado. "La piel en mis pies se ha puesto dura y escamosa, lo normal en una expedición, pero no para una chica", contaba horas más tarde.

El trayecto se puede seguir en la cuenta de twitter @felicity_aston y en www.kasperskyonetransantarcticexpedition.com.

No sólo Felicity ha querido reeditar la emoción de las expediciones de antaño. Decenas de aventureros noruegos y británicos llevan semanas emulando las travesías de Amundsen y de su rival, el británico Robert Falcon Scott, quien llegó cuatro semanas después y falleció con sus cuatro acompañantes durante el retorno.

Los noruegos nuevamente llegaron primero, claro que en avión. Los aventureros sucumbieron frente a los fuertes vientos, temperaturas de -30° C, las malas condiciones de la nieve que les dificultó esquiar y el hielo pegajoso. "Este no era el plan", dijo Jan Gunnar Winther, líder de una de las expediciones de Noruega y uno de los que tuvo que volar el tramo final para alcanzar a llegar a las celebraciones oficiales. "Simplemente no lo conseguimos", admitió.

Los británicos, en cambio, prefirieron mantener su caminata y esperan llegar en algunas semanas más, igual que Scott. Ellos esperan volver vivos.

El vencedor


Roald Amundsen (1872-1928) originalmente planeaba conquistar el Polo Norte, pero desvió su ruta cuando se enteró de que éste ya había sido alcanzado por el estadounidense Robert Peary. Preocupado más por alcanzar la meta que por la actividad científica, Amundsen emprendió camino al Polo Sur el 18 de octubre de 1911 y alcanzó los 90 grados de latitud el 14 de diciembre.



---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada