jueves, 4 de febrero de 2010

Proyecto para frenar deterioro de monumentos históricos del archipiélago de Juan Fernández:

EL MERCURIO
Domingo 24 de Enero del 2010

Restaurarán las cuevas refugio de patriotas.
También se rescatará el fuerte de Santa Bárbara, que la corona española ordenó construir en la isla Robinson Crusoe en 1751.



HERNÁN CISTERNAS


Las Cuevas de los Patriotas, en el archipiélago de Juan Fernández -que tienen el reconocimiento de monumento nacional-, enfrentan amenazas de derrumbes y erosión. Varias de ellas han perdido profundidad, debido al desgaste del cerro, o se han desmoronado completamente.

Se trata de 9 cavernas que entre 1814 y 1817 sirvieron de abrigo y refugio a los 42 patriotas desterrados a la isla tras el triunfo de las fuerzas realistas, en el desastre de Rancagua.

En los socavones vivieron su extrañamiento en condiciones inhumanas figuras de la Patria Vieja tales como Mariano Egaña, Juan Antonio Ovalle, Manuel Blanco Encalada, Ignacio de la Carrera, José Ignacio Cienfuegos, Manuel de Salas, Francisco de la Lastra y Juan Enrique Rosales, entre otros.

El director regional de Arquitectura de Valparaíso, Juan Carlos García, explicó que el área requiere de una intervención general para evitar las filtraciones de agua e impedir que las cuevas se sigan dañando.

Las cavernas se remontan a mediados del siglo XVIII, cuando la isla comenzó a ser empleada como prisión. Cuenta la tradición que fueron cavadas en 1749 por los propios reclusos para usarlas como refugio.

Restauración

El alcalde de Juan Fernández, Leopoldo González Charpentier, recordó que el municipio pretendió realizar obras de mantención en el área, pero limitaciones económicas no le permitieron cumplir con las exigencias del Consejo de Monumentos Nacionales.

Agregó que la situación ha cambiado gracias al programa Puesta en Valor del Patrimonio Histórico y Cultural, que tiene financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.




Junto con las Cuevas de los Patriotas, se recuperará la fortificación más antigua de Juan Fernández, que se construyó a mediados del siglo XVIII para defender al poblado de los piratas y corsarios.

Juan Fernández fue seleccionado para rescatar sus dos monumentos nacionales: las Cuevas de los Patriotas y el fuerte de Santa Bárbara, que data de 1751.

En los próximos días se conocerá qué empresa se adjudicará el diseño del proyecto. Cuatro consultoras postularon al concurso. Ésta dispondrá de un plazo de siete meses para hacer un diagnóstico de ambos monumentos históricos, analizar sus estructuras, evaluar y formular una propuesta de intervención. Podría sugerir una restauración exacta a como era hace dos siglos, consolidar lo que existe hoy o plantear alguna intervención más contemporánea.

Para contratar la consultoría de diseño se cuenta con 70 millones de pesos.

El proyecto de restauración que elaboren los especialistas será sometido a la aprobación del Consejo Nacional de Monumentos y de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas. Recién entonces se llamará a licitación para ejecutar las obras.

Las intervenciones deberán responder a los estándares que exige el BID, que aportará el 80% del financiamiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada