martes, 20 de abril de 2010

Viaje al corazón del tsunami en la Isla Robinson Crusoe: Los tesoros que sobrevivieron al maremoto

La Segunda online


Martes 20 de Abril de 2010
Fuente :Lilian Olivares





“¡Che Bertullo, con ese nombre no nos van a conocer en el mundo!”, le dijo la uruguaya Blanca Luz Brum al historiador Bertullo y le mandó una carta al Presidente Frei Montalva para llamarla “Isla Robinson Crusoe”... donde se ocultan los tesoros de los piratas.

La fotografía de una mujer hermosísima fue rescatada desde los escombros que dejó el tsunami en la Isla Robinson Crusoe. La encontró la familia Chamorro, dueña de las arrasadas cabañas “Dafne Rita” en el archipiélago de Juan Fernández.

Están esperando entregársela a la hija de esa hermosa mujer, María Eugenia, que perdió su casa durante el maremoto del 27 de febrero.


La imagen que aparece en ese pedazo de papel salvado de las aguas es de la escritora uruguaya Blanca Luz Brum, que vivió hasta su muerte en la isla donde buscó refugio luego que en 1958 ayudó a escapar al peronista Patricio Kelly desde una cárcel de Santiago, donde huyó disfrazado de monja.

A Blanca Luz Brum le deben los isleños el nombre por el cual su pedazo de tierra tiene fama mundial y que se ha convertido en uno de los grandes tesoros de la isla: el turismo. También están la langosta, la flora y la fauna y... el oro que escondieron los piratas.
Nadie lee la prensa en la isla de Robinson Crusoe.

—¿Y qué van a leer? ¿Los sacos? ¡¡¡Si no hay nada!!!
La respuesta del alcalde Leopoldo González es sólo una reacción post tsunami. En los hechos, los diarios no llegan a la isla y nunca ha habido un kiosko donde se vendan periódicos o libros.

Toda una paradoja si se considera que la novela de Daniel Defoe que dio origen al nombre de la isla es el libro más traducido después de la Biblia y, según el historiador-profesor Vittorio Bertullo Mancilla (75) es, para los europeos, lo que El Quijote para los latinos.
Buen ojo tuvo la escritora uruguaya Blanca Luz Brum cuando convenció al Presidente Eduardo Frei Montalva de cambiarle el nombre a la entonces “Isla de Más a Tierra” por el de “Robinson Crusoe”.

Vittorio Bertullo cuenta que en 1966 todos comentaban “esta señora está loca”.

—A mí me dijo: “¡Che Bertullo, con este nombre no nos van a conocer nunca en el mundo!”. Y como tenemos el hecho histórico de que Alejandro Selkirk, el personaje real en el cual se basó Daniel Defoe para escribir su novela “Robinson Crusoe” estuvo 4 años y 4 meses en esta isla, tenía lógica ponerle ese nombre. Cuando Blanca le escribió a Frei Montalva, seis meses después el Presidente le cambió el nombre y pasó a llamarse “Isla Robinson Crusoe”.



Según el alcalde, hoy la langosta es el gran tesoro de Robinson Crusoe (la unidad vale $8 mil, mientras en Santiago se vende a $25 mil).

“El 80% de la langosta se va a Europa y el 20% queda en el país”, cuenta Leopoldo González y confirma que, tal como Alejandro Selkirk, en la isla nadie se muere de hambre.
Del tesoro que buscaba Bernard Keiser aún no se sabe nada, salvo que el empresario-aventurero invirtió millones y que el año pasado estuvo por una semana y no pudo continuar la búsqueda porque le tocó mal tiempo. Ahora tiene un cáncer.

Los isleños hablan de la existencia de tres tesoros. El alcalde dice que de haberlos, los hay... y que el tsunami no parece habérselos llevado.

Claro que advierte que si él lo encuentra, no va a gritar.

—Aquí en la isla hay tesoro. Este fue un paso obligado de piratas y corsarios. El tema es que si nosotros empezamos a hacer la búsqueda, aquí aparecen todos los organismos: Consejo de Monumentos Nacionales, la Conama y todos, a buscar su parte. Al final uno hace un hoyito y llegan.

Dice que por eso quieren conversar del tema con el Ministro de Educación, para llegar a algún consenso.

—Si Bernard Keiser encuentra algo, ¿qué va a dejar para la isla?
—Nada. Por eso queremos que cambie la ley de tesoros. Si un extranjero encuentra restos arqueológicos interesantes, el 25% es para el extranjero y el 75% para el Estado. Pero si lo mismo lo encuentra el chileno, todo para el Estado. Esto lo que hace es acentuar el pirateo. Aquí han encontrado cosas de oro y la gente no lo declara porque si lo hace, dicen, se lo van a quitar.

---
EMOL TV
25-04-2010

REPORTAJE El dolor se quedó en la isla

A dos meses del tsunami recorrimos Juan Fernández en busca de las historias que dejó la tragedia.

---

5 comentarios:

  1. la de la foto no es Blanca luz Brum,sino,su hija Maria Eugenia Beeche,ademas el señor Kaiser no tiene cáncer,como siempre la envidia de algunos,y regresaremos ahora,y se darán cuenta de cuanto le dará a la isla en cultura y bien estar,ademas en la isla si se mueren de hambre como en todos lados,yo misma me he muerto de hambre si no es por algunos isleños que me ayudaron,hasta cuando mienten....Mejor preocupen ce del descalabro que hay en la isla.

    ResponderEliminar
  2. Vi el reportaje del puntito y me pregunto,Donde estaban los abuelos cuando sucedió esto,por lo que se,dejaron a su hija sola con sus dos hijos y huyeron a salvarse,.Que DIOS ,me perdone pero es la triste verdad,y lo peor usan a un ángel,Dios castigara,pero parece que no cambian,Maria eugenia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le recomendaría ser más recatada en sus comentarios insanos, si quiere denunciar algo entonces hágalo responsablemente, como corresponde, con antecedentes, bases y pruebas. Ojalá si vuelvo a mi isla no me la tope. Saludos

      Eliminar
  3. Lo cierto es que sobre el maremoto y su efecto en la isla y en todo el país, a mas de seis años aún no hay fallo judicial, aún hay carencias y temas no resueltos.
    Sobre el o los tesoros, es posible que si exista, yo recuerdo cuando niño que mi padre tenía viejas monedas de plata encontradas en el cerro arrastradas por regueros que aparecían en la época de lluvias, nunca se descubrió de adonde eran arrastradas, esto era común y no se si hoy. sesenta años después siguen apareciendo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que sobre el maremoto y su efecto en la isla y en todo el país, a mas de seis años aún no hay fallo judicial, aún hay carencias y temas no resueltos.
    Sobre el o los tesoros, es posible que si exista, yo recuerdo cuando niño que mi padre tenía viejas monedas de plata encontradas en el cerro arrastradas por regueros que aparecían en la época de lluvias, nunca se descubrió de adonde eran arrastradas, esto era común y no se si hoy. sesenta años después siguen apareciendo.
    Saludos

    ResponderEliminar