viernes, 9 de abril de 2010

El difícil camino de Nueva Orleans hacia su recuperación

www.emol.com
viernes 9 de abril de 2010


Presidente Piñera viaja en los próximos días:

Cinco años después del Katrina, miles de habitantes que huyeron del huracán están regresando a una ciudad que aún no ha podido ponerse completamente de pie.




"Era la tormenta que todos temíamos", dijo el alcalde Ray Nagin al ordenar la evacuación de Nueva Orleans, poco antes de que el mayor desastre natural en Estados Unidos arrasara con gran parte de la ciudad hace casi cinco años. El 29 de agosto de 2005, el huracán Katrina azotó las costas del golfo de México y la lluvia que cayó hizo ceder los diques que contenían al lago Pontchartrain. El agua avanzó e inundó el 80% de la ciudad, construida en gran parte bajo el nivel del mar.

Miles de personas quedaron sin casa. Se estima que 204 mil viviendas familiares fueron dañadas o destruidas. De éstas, unas 160 mil necesitaban ser demolidas.

Casas temporales

Para los que se quedaron sin vivienda, en 2005 el gobierno federal -a través de la criticada FEMA, la agencia para el manejo de emergencias- arrendó por más de dos mil millones de dólares hogares temporales, incluyendo unos 120 mil trailers y casas rodantes. Aunque la gran mayoría de los que accedieron a estas viviendas pudieron trasladarse a casas más definitivas, aún queda gente viviendo en casas rodantes.

Según la Brookings Institution, que desde 2006 entrega un informe a mitad de año sobre la situación en Nueva Orleans, el avance de la reconstrucción y de nuevas edificaciones se ha hecho más lento en los últimos meses. Desde septiembre de 2008 a mayo de 2009, el promedio mensual de permisos para reparaciones residenciales otorgados por la ciudad era de 420, comparado con los seis meses anteriores que llegaba a 676 y a 912 en el año anterior. De modo similar, las autorizaciones mensuales para nuevas viviendas cayeron a 197 entre 2008 y 2009, comparadas con las 218 y 211 en los dos años anteriores.

Un programa alternativo de la FEMA dio dinero en efectivo a las víctimas del Katrina para que solucionaran por sus medios sus problemas habitacionales. Además, el Congreso asignó créditos tributarios para que familias de bajos ingresos pudieran costear reconstrucciones.

Hoy, muchos barrios han sido apenas reparados y hay tiendas vacías en los centros comerciales, especialmente en el este de la ciudad. Más de 62.000 casas y departamentos están arruinados y vacíos, indica la Brookings.

Diques sin terminar

En cuanto a los diques que fallaron, hasta el momento se han gastado más de 14 mil millones de dólares en su reparación y en la construcción de nuevas barreras de protección, pero el trabajo -concesionado a privados, en su mayoría de Luisiana- aún está inconcluso.

Aunque Nueva Orleans ha sufrido menos que otros lugares con la recesión, debido a las actividades de reconstrucción, aún hay un gran desafío debido a la existencia de viviendas dañadas, el creciente costo de los arriendos y una protección contra inundaciones aún vulnerable, dice la Brookings.

El reporte señala que el 68% de los desplazados por el Katrina han regresado a vivir a la ciudad. Sin embargo, es difícil tener una cifra definitiva. Actualmente se lleva a cabo un censo en todo el país, y sus resultados se conocerán a principios de 2011.

Turismo

Un prometedor signo de recuperación de Nueva Orleans es el regreso de los turistas. La industria hotelera y de entretenimiento es el prinicpal empleador no gubernamental de la ciudad y el que más genera ganancias, y fue uno de los primeros en reponerse después del desastre, indicó The New York Times. El famoso carnaval de Mardi Gras se celebra en febrero en el Barrio Francés, que se salvó de las masivas inundaciones por estar construido en un sitio más alto que el resto de la ciudad. Según las últimas cifras, hay cerca de 1.030 restaurantes, algunos de ellos abiertos recientemente.


---
La Segunda online
Viernes 16 de Abril de 2010
A cinco años del huracán "Katrina", Nueva Orleans está a medio camino de la reconstrucción


Experto calcula que Chile se demorará entre 10 y 15 años en recuperarse completamente del terremoto. La ciudad estadounidense quedó inundada y ha logrado levantarse con programas donde se les da dinero a las familias para levantar sus hogares.


EN LOWER NINTH WARD, la zona más devastada por Katrina, muchas de las casas fueron abandonadas.


El Superdome fue el único refugio para los damnificados, pero luego tuvo que ser evacuado.


Atrás quedó el amargo recuerdo y las competencias deportivas retornaron al estadio.

Por Luisa Navea y Antonia Krebs

La ciudad estadounidense de Nueva Orleans, que hace cinco años quedó completamente inundada tras el paso del huracán Katrina y que experimentó un lento proceso de reconstrucción como el que ahora deberá enfrentar Chile por el terremoto del 27/F, volvió a estar en el "ojo".

Esta vez, afortunadamente para sus habitantes, no por un destructivo temporal.

Un artículo de investigación sobre un centro médico en esa ciudad -difundido por el portal de internet ProPublica- ganó el Premio Pulitzer. Además, la cadena HBO acaba de aprobar una segunda temporada de "Treme", la exitosa serie de TV sobre un grupo de personas que trata de rehacer sus vidas y hogares en Nueva Orleans.

El Presidente chileno, Sebastián Piñera, también aportó lo suyo.

En una visita relámpago se reunió con el alcalde de N. Orleans, Ray Nagin , y asesores estadounidenses, quienes le explicaron cómo enfrentaron a Katrina, el 29 de agosto de 2005.

Ese día, la furiosa tormenta -con vientos que alcanzaron los 280 km/h- azotó los diques que contenían al lago Pontchartrain. El agua avanzó e inundó más de 200 mil hogares.

¿Pero cuál fue el progreso real que tuvo la reconstrucción del estado de Louisiana? ¿Cuánto demorará Chile en levantarse si contamos con menos recursos que EE.UU.?

Flozell Daniels , director de la "Fundación para la Recuperación tras los Desastres de Louisiana" (LDRF, Louisiana Disaster Recovery Foundation), estima que para una catástrofe de esta magnitud, la recuperación total toma entre diez y quince años. Lo mismo se aplicaría para el terremoto que azotó al centro y sur de Chile.

LDRF nació poco después de que los huracanes Katrina y Rita devastaran amplias zonas del estado de Louisiana (ambos en agosto de 2005), a pedido de la entonces gobernadora Kathleen Blanco.

Sus principales metas son proporcionar recursos para el alivio, recuperación y mejoramiento de Louisiana y sus comunidades, dando apoyo a organizaciones privadas sin fines de lucro en áreas de desarrollo económico, vivienda, educación, atención médica y servicios legales.

"Estamos a mitad de camino"

Según contó Daniels a "La Segunda", la mayor dificultad que enfrentaron tras el desastre fue que el gobierno federal no estaba preparado para una catástrofe.

Primero, armaron equipos de expertos en construcción y recuperación de desastres, pero también organizaron grupos de vecinos para recoger las necesidades de los damnificados. "Es así como hemos podido armar planes de trabajo a través de estos años y continuamos haciéndolo de esa forma", cuenta.

Otro gran desafío fue averiguar dónde y en qué condiciones estaba la gente: "Tuvimos que hacer muchos catastros para indagar qué necesitaban".

Daniels estima que el 60% de las edificaciones en Louisiana ya fueron reparadas: "La recuperación total tomará unos diez años. Se podría decir que estamos en la mitad del camino".

En estos momentos, LDRF trabaja en la recuperación de los pequeños negocios. "Estamos tratando de levantar la economía y el desarrollo. Mientras más pobreza haya, más daño habrá frente a un nuevo desastre", advierte.

Daniels estima que en Chile la reconstrucción podría demorar hasta 15 años, pues "conseguir la infraestructura necesaria, tener los constructores, comprometer a la comunidad y ponerse de acuerdo en cómo se hará no es algo que se haga de un día para otro".

¿Sus consejos para las autoridades chilenas?:

- "Que aprovechen este momento para pensar cómo quieren que sea la zona, para que el tiempo y dinero que se inviertan sean para recrear las cosas que eran verdaderamente importantes para la comunidad, pero aprovechando también de remediar los problemas y errores que había".

- "Es importante crear oportunidades para que los damnificados puedan participar en la recuperación de sus comunidades y puedan tener trabajos, involucrándose en el proceso".

-Es fundamental transmitir los planes de reconstrucción a la comunidad: "Cuando la gente no sabe lo que va a pasar no puede hacer planes. Eso produce una gran frustración y enojo".

El más mortífero

Katrina es el huracán más mortífero y costoso de Estados Unidos en 77 años.

Cuando tocó tierra en Nueva Orleans, arrancó la vida a 1.836 personas. De paso, inundó el 85% de la ciudad y en algunos lugares el agua llegó a 7 metros.

El caos, los saqueos y la destrucción convirtieron a Nueva Orleans en un pueblo inhabitable y sin ley. A diez días de Katrina, más de 145 mil personas habían abandonado la ciudad. Los daños materiales ascendieron a 75 mil millones de dólares.

Un año después del huracán, sólo la mitad de la población había regresado y la reconstrucción prácticamente no había comenzado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada