domingo, 12 de diciembre de 2010

Lanzan álbum fotográfico de 1910 con cerca de 4 mil fotos de todo Chile

http://www.emol.com/
ARTES Y LETRAS
domingo 12 de diciembre de 2010

RECOPILACIÓN De Tacna a Magallanes:


CENTENARIO DE 1910 Provincias y comunas de Chile Investigación y edición de Ricardo Herrera Floody.

Se trata de un repaso por las comunas del país existentes en 1910, incluidos Tacna y los territorios de Magallanes.





Cerca de cuatro mil fotos conforman este gran álbum, integrado por imágenes extraídas de Museo Histórico Nacional, la Biblioteca Nacional, Biblioteca Severín, el Archivo de la Biblioteca Austral de Valdivia, la Sociedad Filatélica Nacional, museos regionales, como el de Angol, más el aporte de importantes coleccionistas privados, como Rodrigo Millán, Raúl Moroni, Hernán Thiers, Patricio Aguirre y otros. Hay también fotos de archivo de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.







Las 800 páginas del álbum registran imágenes de las 250 comunas existentes hacia el centenario, conformadas en 23 provincias, incluida Tacna, que era parte del territorio nacional, a lo cual se sumaba el Territorio de Magallanes. "No están todas, afirma su autor y editor Ricardo Herrera Floody, ex alcalde de Carahue, pues de algunas de ellas no quedan huellas, además, varias comunas existieron sólo por decreto". El proyecto, auspiciado por la Asociación Chilena de Municipalidades, la Cámara de Diputados y el Museo Histórico Nacional podrá ser consultado en los sitios web memoriachilena y comunasdechile.com. Las fotos abarcan un rango de 20 años entre 1900 y 1920 y un importante porcentaje de la recopilación es inédito. Además, se agregaron varios mapas y planos de las ciudades importantes.

Su autor explica que "la fotografía fue testigo privilegiado de una época de la historia de Chile y este libro quiere reconstruir a través de imágenes un panorama de un Chile que fue. Y lo quiere hacer no sólo desde las grandes urbes de antaño, sino desde sus pequeños pueblos y diversos territorios, desde aquel Chile tantas veces sin considerar".

"A principios del siglo XX, la gran divulgación de la fotografía, permitió registrar con gran fuerza aquel momento histórico, presentando una visión muy exacta de la realidad política y social del país. La fotografía, con su formato de postal, se convirtió en la mayor fuente documental de aquella época. Fotógrafos de gran pericia recorrieron todo Chile, y sus lentes y antiguas cámaras captaron paisajes, acontecimientos y personajes. Sin embargo, no se reconoció debidamente la importancia de este material, y sólo escaparon a esta suerte los lugares comunes de la iconografía nacional", afirma Herrera.

Las compilación de imágenes de este libro nos muestra que el Chile del Centenario era un país próspero, más descentralizado, rural, más limpio y despejado. Menos poblado, con un norte con ciudades de gran pujanza, con muchas y ricas comunas rurales en su parte central, un sur recién poblado de colonos, en parte progresistas, en un extremo sur aún por poblar, junto a sus habitantes étnicos sobrevivientes.

El contenido de este libro incluye descripciones y estadísticas históricas de las provincias y comunas de Chile, con fotos de las autoridades de época -parlamentarios, intendentes y algunos alcaldes- e imágenes de plazas, calles, monumentos, e instituciones y vistas panorámicas y parciales de las ciudades y pueblos de las cuales fue posible obtener registro. Se incluyen además mapas y planos de época, para facilitar su comprensión.

A su vez, Ricardo Loebell, presentador del libro, afirma que "la obra sirve para meditar y preguntarse en el Bicentenario, cómo evolucionó nuestra forma de imaginar el progreso. Talvez, este se proyectó por momentos en disyuntiva y no en su continuación orgánica con la historia cultural del pasado, como se aprecia en otras culturas".

"Repasar el pasado puede ser provechoso para pensar el futuro. En ese sentido, el Patrimonio es producto de la participación en el tiempo, aquello que uno inicia y otros concluyen o concluirán. Es la participación del sujeto y su desprendimiento material a la vez. El acceso es de carácter universal. Es un secreto que se comunica por su dimensión estética. Es aquello que nos devuelve la memoria del tiempo; de hecho, nos lo estructura. Nos pone con nuestra historia al lado y nos avala como seres de un lugar", concluye Loebell.

El contenido de este libro incluye descripciones y estadísticas históricas de las provincias y comunas de Chile.
---

La Segunda online
ASÍ ERA CHILE EN 1910
Libro revela 4.000 imágenes del país
VER GALERÍA DE FOTOS

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada