jueves, 30 de diciembre de 2010

Centenaria casa de la CUT aún está desprotegida

http://www.emol.com/
jueves 30 de diciembre de 2010

Monumento histórico en trámite:

Defensores del patrimonio alertaron sobre una eventual venta para un proyecto inmobiliario.

IÑIGO DÍAZ
Cuatro meses y medio han transcurrido desde que el Palacio Espínola Pereira fue declarado Monumento Histórico por el Consejo de Monumentos, pero la firma que lo protegerá legalmente aún se encuentra en proceso de tramitación. La casa de Alameda 1346, que es la sede de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), se encuentra en situación de peligro.

El asunto puso en guardia a defensores del patrimonio, quienes alertaron sobre una eventual venta del edificio con fines inmobiliarios. La Fundación "Defendamos la Ciudad" y la académica Teresa Pereira, directora de la Corporación de Conservación del Patrimonio Histórico y Militar, quien, además, vivió en el palacio junto a su familia, sacaron la voz para hacer su denuncia.


En un comunicado advierten la intención de vender la casa, a partir de declaraciones "formuladas por el presidente de la CUT, en orden a que el deseo de esa central sindical es demoler esa casona para construir en su reemplazo una alta torre de oficinas".

"Mientras el decreto no se firme, mientras no se tome razón por la Contraloría General de la República y mientras no se publique en el Diario Oficial, el edificio está sin ninguna protección especial", advierte Óscar Acuña, secretario ejecutivo del Consejo.

Eso quiere decir que durante el lapso que toma la tramitación de la firma, la Municipalidad de Santiago deberá actuar según el plano regulador comunal y, en ese contexto, a la centenaria casa "se le tienen que aplicar las normas generales, porque hasta ahora es un bien común y corriente", completa Acuña.

La entidad que debe firmar el decreto es el Ministerio de Educación; sin embargo, en esa repartición pública declinaron referirse al caso.

Ubicada a metros de calle Nataniel Cox, en la vereda sur, se le considera el último testigo de una época esplendorosa: la única pieza arquitectónica que queda en pie sobre el eje de la antigua Alameda.

Fue construida en 1913 por encargo de Belisario Espínola, adquirida por Julio Pereira Iñiguez y remodelada por el fundamental arquitecto Alberto Cruz Montt. En 1971 fue vendida al Ministerio de Educación y en 2005 el Presidente Ricardo Lagos la cedió definitivamente a la CUT, que hasta entonces la arrendaba.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada