lunes, 30 de noviembre de 2009

La Basílica del Salvador será restaurada 25 años después de los graves daños que sufrió en 1985


El Mercurio
NACIONAL
Lunes 12 de Octubre de 2009

El proyecto, que abordará en primer término la estructura, costará $3.000 millones:
La Basílica del Salvador será restaurada 25 años después de los graves daños que sufrió en 1985



La empresa consiste, como describe el arquitecto a cargo, Eugenio Joannon, en "ponerle huesos a este cuerpo, que hoy no los tiene".
GUSTAVO VILLAVICENCIO ARAVENA / FOTOGRAFÍAS: HÉCTOR YÁÑEZ



"Han pasado 9.126 días desde el terremoto del 3 de marzo de 1985, y como sociedad no hemos sido capaces de recuperar este monumento nacional de indudable valor histórico, arquitectónico y religioso", comenta el arquitecto Eugenio Joannon, responsable ahora de llevar a cabo el proceso de restauración de uno de los mayores templos de Chile.


Los fondos, 3.000 millones de pesos, provienen del Programa Puesta en Valor del Patrimonio-BID. Aunque en el Ministerio de Obras Públicas declinan pronunciarse sobre el punto, el obispo auxiliar de Santiago, monseñor Fernando Chomali, responsable de los asuntos económicos del Arzobispado, se encuentra en conversaciones con dicha cartera para gestionar que las obras se inicien en 2010.

7 comentarios:

  1. Hola Melisa, yo vivo en los departamentos aledaños a la Basílica, y te cuento que no sólo hay palos apuntalando la estructura por Almirante Barroso, sino también por dentro del condominio, tras el último terremoto (02-2010) sufrió graves daños cayeron escombros hacia la calle y también hacia el condominio, incluso algunos palos que la sujetaban quedaron colgando peligrosamente hacia los departamentos, los cuales ya fueron retirados. Es cierto que la Basílica es un importante patrimonio histórico y cultural, pero, ¿vale el peligro al que estamos sujetos muchas personas a su alrededor?.
    Si gustas fotografías tomadas desde mi depto. me avisas, mi mail es va.arriagada.c@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Estimada Melisa:

    también vivo en los alrededores de la Basilica y tuve como motivo principal para elegir éste barrio el ser vecino de éste maravilloso monumento y además con la fuerte esperanza en su restauración. Opino que comentarios como el de Verónica han contribuido significativamente a la perdida de valiosa parte de nuestro patrimonio.

    Francisco Lemus Borja

    ResponderEliminar
  3. que macabra coincidencia !!! el comentario "Han pasado 9.126 días desde el terremoto del 3 de marzo de 1985, y como sociedad no hemos sido capaces de recuperar este monumento nacional de indudable valor histórico, arquitectónico y religioso", comenta el arquitecto Eugenio Joannon, responsable ahora de llevar a cabo el proceso de restauración de uno de los mayores templos de Chile" fué hecho el 26 de febrero .....
    Yo estudio en el sector y para ser sincero la mera posibilidad de ir caminando por Almirante Barroso y que hay un temblor es como para poner la piel de gallina , mal que mal los escombros que cayeron no fueron nada de chicos ...
    saludos
    Cristian

    ResponderEliminar
  4. Verónica, claramente vale el peligro.... si todos pensáramos como tu, tendríamos aún menos patrimonio arquitectónico del poco que queda....las cosas se restauran y se ponen en valor, no se demuelen sin pensar lo que significa su desaparición. Espero que tus hijos si sepan valorar nuestro patrimonio, y que no prefieran un mall cerquita de la casa...

    ResponderEliminar
  5. Hola , estaría muy agradecida por saber si de alguna manera se puede ingresar a la basílica. Y si pueden enviarme fotos de esta a mi correo , por favor . dejacaerlashojas@gmail.com

    ResponderEliminar
  6. Naci en el norte de Chile, donde me vine a la edad de 2
    años a vivir a Santiago a casa de mi abuelo Francisco Iñiguez Bravo.
    , fue ahi donde todas las semanas acudiamos a misa a
    la Basilica del Salvador en aquel entonces en 1944 era una hermosa basilica donde con mis padres y hermanos acudiamos en mes de Diciembre al mes de Maria, la basilica habia sido inagurada el año 1932. fui a misa
    a aquella hermosa iglesia cuando tan solo tenia 2 años.
    Y ahora al verla agonizar con sus muros roidos por el paso del tiempo me doy cuenta que asi tambien nos ocurre a nosotros, que con nuestros cabellos blancos y la piel con la huella de los años esperando el llamado de nuestro creador.

    Patricio Medina Iñiguez.

    ResponderEliminar