jueves, 24 de marzo de 2011

Palacio de la Alhambra se sostiene sólo gracias a un taller de pintura

http://www.latercera.com/
jueves 24 de marzo de 2011


Palacio de la Alhambra se sostiene sólo gracias a un taller de pintura
La Sociedad Nacional de Bellas Artes redujo a la mitad sus clases, debido al daño que sufrieron las salas tras el terremoto.

por Bernardita Alvarez
Atónito y admirado queda el transeúnte que entra y contempla la exquisita arquitectura morisca del Palacio de la Alhambra, ubicado en pleno centro de Santiago, en calle Compañía 1340.

Este edificio, declarado Monumento Nacional en 1973, es la primera y más antigua réplica de una parte del palacio que está en Granada, España. En su fachada se destaca la yesería tallada con versos del Corán y en el hall central se aprecian encajes arabescos y azulejos multicolores que cubren las cuatro paredes. Y como es usual en este tipo de arquitectura, un tragaluz deja pasar los rayos por cristales rojos, azules y dorados para iluminar el espacio interior.

Pero el terremoto pasado causó daños a este inmueble construido en el año 1865 y donado a la Sociedad Nacional de Bellas Artes en 1940, y debió ser cerrado al público. Sólo se permitió el ingreso de alumnos de la academia.

Es por eso que desde el 27 de febrero de 2010, este monumentos sólo ha sobrevivido gracias a un taller de pintura. Antiguamente se impartían cerca de cuatro, pero la escasa disponibilidad de espacio en buen estado los obligó a reducir a la mitad el número de alumnos. Por lo mismo, los ingresos que reciben son menores.

El sismo dejó sin uso la mayoría de sus salones de exposiciones, por lo que se ven obras de reconocidos pintores de principios del siglo pasado -como Pedro Lira y Juan Francisco González- llenas de polvo y apiladas.

En similares condiciones están las otras 200 obras que pertenecen a la Sociedad Nacional de Bellas Artes.

Junto con la reducción de los talleres (cada alumno paga $ 38.000), el palacio vio disminuir también sus socios, que hoy sólo alcanzan los 120. "Estamos a la espera de conseguir los recursos por la Ley de Donaciones", dice el presidente de la sociedad, Fabriziano Rojas. Tarea que, explica, quedó en manos de la Corporación del Patrimonio Cultural.



Solución

Esta institución preparó un proyecto de restauración del palacio por $ 800 millones, en su primera etapa, el que ya fue aprobado por el Consejo de Monumentos Nacionales. La remodelación incluiría, además, la construcción de nuevos baños, instalaciones eléctricas, techos y caídas de agua.

Fuera de ello, está contemplada una pequeña cafetería y una plaza morisca con estacionamientos subterráneos. "El propósito es mantener esta joya y convertirla en uno de los grandes hitos de Santiago, junto a otros museos del centro, para que lo disfruten los visitantes", explica el director ejecutivo de la Corporación de Patrimonio Cultural, Roberto Fuenzalida.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada