jueves, 31 de marzo de 2011

Club de Jazz quiere como sede

www.elmercurio.com
Domingo 3 de Abril del 2011

La Casa Maroto , que data de 1920 y perteneció a la Cruz Roja, tiene un futuro musical. Forma parte de un megaproyecto comercial en Plaza Egaña.

IÑIGO DÍAZ
Está emplazada en la vereda oriente de avenida Ossa, por lo que pertenece a La Reina. Pero se ubica a pocos metros de Plaza Egaña, un punto neurálgico de Ñuñoa, la comuna donde el Club de Jazz pasó sus últimos treinta años, hasta que llegó el terremoto.



La Casa Maroto, ex cuartel de la Cruz Roja Chilena, podría convertirse en la nueva sede del Club de Jazz, según adelanta el presidente de estos músicos, Cucho Cruz. El inmueble pertenece al terreno adquirido por Mall Plaza para construir allí un centro comercial.

Pero dada la categoría de Inmueble de Conservación Histórica de la Casa Maroto, su perímetro está protegido. Hacia 2008, el vecindario reaccionó para evitar que la megaconstrucción afectara el entorno residencial. "Y también Mall Plaza ha querido hacer una intervención cultural allí. Cuando supieron que habíamos perdido nuestra casa de Macul, nos ofrecieron la Casa Maroto. Los ejecutivos de esa empresa son muy aficionados a la música", cuenta Cruz.

La casona, construida hacia 1920, tiene tres pisos, un gran hall abierto en todos los niveles hasta un altillo, corredores y salas, y una planta principal de 300 m {+2} que cuenta con al menos ocho grandes áreas autónomas. El Club de Jazz pretende reponer allí sus temporadas de conciertos, en un recinto para unas 150 personas, y restablecer las salas de ensayo de los músicos, los espacios para clases de instrumentos, y nuevos talleres de lutería.

Según Cruz, la remodelación del inmueble sería financiada por el mismo Mall Plaza, y el Club de Jazz lo arrendaría en un precio similar al que pagaba por la casona de José Pedro Alessandri ($800.000 mensuales). Los directivos del club piensan contar con la casa a fines de abril, pero la consultora Mujica, que asesora a la empresa comercial, advierte que eso no ocurrirá en el corto plazo.

"La casa tuvo daños importantes con el terremoto. Se tendrá que hacer un trabajo de reparación estructural que sea aprobado por calculistas. Eso puede tardar cuatro meses o más. Luego viene la etapa de refacción cosmética", señala Jorge Carrasco, de Mujica.

"Las tratativas entre los dueños y el club están muy avanzadas", asegura Cruz, lo que garantizaría una nueva vida para este escenario creado en 1943 en el segundo piso de calle Santo Domingo 1081 y que ha tenido sistemáticos cambios de sede: Mac Iver, Lota, California y José Pedro Alessandri 85, su última casa. El futuro estaría en una numeración "musical": Av. Ossa 123.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada