viernes, 5 de marzo de 2010

Evaluación del Consejo de Monumentos Nacionales:

Con grave daño un tercio de los monumentos del Maule y O'Higgins

Las iglesias son las más afectadas en las regiones VI y VII. Situación que contrasta con el patrimonio bibliográfico, documental y museográfico de la red Dibam, que está incólume.

Romina de la Sotta Donoso
"En el país, la mayoría de los edificios patrimoniales ha resistido con bastante nobleza. Hay un gran daño en las regiones del Libertador Bernardo O'Higgins y del Maule, especialmente en las iglesias patrimoniales. Tenemos que aprender de la experiencia para que, en el futuro, su mantención no quede sólo a la voluntad de la Iglesia Católica, pues es un tema-país", declara Nivia Palma, vicepresidenta del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN).

Entidad que desde el sábado ha desplegado a sus expertos para que evalúen en terreno el estado en que el terremoto de ese día dejó a los monumentos nacionales. Y en el caso de las regiones VI y VII, ayer emanó un informe preliminar que "El Mercurio" pudo conocer y cuyo diagnóstico es contundente. "Un tercio de los monumentos históricos y las zonas típicas de estas dos regiones tiene un daño importante", dice Palma.

La lista de las más perjudicadas incluye a las iglesias La Merced (Rancagua), San Francisco (San Fernando), Apóstol Pedro (Talca), y otras en Guacarhue, Pencahue, Curepto, Cauquenes y Empedrado. También, al Casino Ross (Pichilemu), las estaciones ferroviarias de Colchagua y Placilla, la Gobernación de Cachapoal y la Casa Hodkinson de Graneros, así como el Mercado Central y el Museo O'Higginiano y de Bellas Artes (en Talca), entre otros. En el mismo estado están las zonas típicas El Huique, Lolol, Chanco y la Huerta del Maule, en San Javier.

En total, 23 monumentos gravemente dañados, a los que se suman otros 12 cuyo perjuicio es regular.

"Hasta el momento, todos son recuperables. El único caso en el que he recibido informaciones contradictorias y cuya sobrevivencia aún no podemos asegurar con certeza es el Museo O'Higginiano", dice Palma, quien como además es directora de la Dibam confirma que las piezas de ese museo no sufrieron ningún daño.

"El 100% de las colecciones de los 26 museos de la Dibam está intacto, no se rompió ni la más pequeña de las cien mil piezas del Museo Histórico Nacional. Y lo mismo, el patrimonio bibliográfico y documental de nuestro país; los dos millones de libros de la Biblioteca Nacional, y los 93 millones de documentos del Archivo Nacional están incólumes, protegidos contra la humedad, incendios y terremotos, en el Archivo Nacional".

Una situación que contrasta con la pérdida de gran parte de la colección precolombina en el Museo de Colchagua (Santa Cruz), según han declarado sus directivos. "Solidarizo con el museo de Santa Cruz, y con otros más pequeñitos que están en malas condiciones. Lo cierto es que tiene que existir un control mayor de normas de calidad respecto de los museos privados; algunos han tenido que pagar muy caro no haber tenido la asesoría adecuada. Debemos construir una red de museos públicos y privados que establezca estándares tan altos como los del Museo de Arte Precolombino, por ejemplo, institución privada que no tuvo pérdidas".

"En muchos de los sitios que están devastados hay una bandera chilena puesta. Eso no una sofisticación cultural, sino patrimonio".

NIVIA PALMA
DIRECTORA DIBAM


En la Zona Típica de Chanco (VII Región), 20 casas colapsaron. Respecto de la iglesia, que está derrumbada, el informe del CMN apunta "destrucción total".
Foto:VÍCTOR TORO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada