lunes, 22 de marzo de 2010

Tras Terremoto, Chile Vivirá Semana Santa "Sin Iglesias"

http://historiasycreencias.blogspot.com/
viernes 12 de marzo de 2010

Prelados de distintas regiones en Chile dieron a conocer la trágica, y en algunos casos, irremediable situación en la que se encuentran diversos templos del país que suman un 90 por ciento de iglesias destruidas, entre las que se cuentan monumentos nacionales y de valor histórico.



"Una Semana Santa diferente vivirán los chilenos", señala la nota realizada por Gustavo Villavicencio de El Mercurio, quien cuenta cómo las "religiosas del primer Monasterio de la Visitación aún no saben si seguirán siendo el pulmón espiritual de Santiago. Su futuro es incierto, muchas son visitas y promesas, pero a una semana del terremoto no hay soluciones concretas".

"A este monasterio se suma una larga lista de templos dañados en la capital: las Basílicas Nuestra Señora de Lourdes, Corazón de María y Perpetuo Socorro; la Iglesia de la Preciosa Sangre, San Saturnino, el Santuario del Cristo Pobre, la capilla de las Ánimas", entre otras.

Según señala Mons. Juan Ignacio González Errázuriz, Obispo de San Bernardo, en la ciudad los templos dañados son "el Santuario de la Inmaculada Concepción en Maipo, construido en el año 1850; Santos Ángeles Custodios, en Buin; Nuestra Señora del Rosario; San José de Pintué; Nuestra Señora de Guadalupe en Champa y la parroquia Santísimo Sacramento en Pirque".

Por su parte, el Obispo de San Felipe, Mons. Cristián Contreras Molina, señaló que la lista de templos destruidos en la ciudad "es larga, entre ellos el Convento de Curimón, San Antonio de Padua, el antiguo Monasterio de las Carmelitas y la centenaria Iglesia de Putaendo", que al parecer de su párroco, P. Francisco Valenzuela, "lo que parecía una estructura a toda prueba no era tal; el terremoto dejó la iglesia en ruinas, ahora el desafío será grande".

"En la diócesis de Rancagua –prosigue la nota– quedaron completamente destruidas la Iglesia de la Compañía; Nuestra Señora del Rosario de Guacarhue; San Antonio de Padua, de Chépica; San Juan Evangelista, de San Vicente de Tagua Tagua; San Francisco Javier, de Peralillo; San Agustín, de San Fernando, y Santa Rosa de Pelequén. En esta última, la torre y la cúpula cayeron hacia el techo del templo y lo desplomaron".

CAMINEO.INFO.- Santiago/CHILE.- "Se necesitan 200 millones de pesos (aproximadamente 16 millones de dólares americanos) para comenzar los trabajos de reconstrucción. Aun así, a pesar del mal estado del templo, la fiesta del 30 de agosto no se suspende", señaló el rector P. José Miguel Ortiz.

Asimismo, el Obispo de Linares, Mons. Tomislav Koljatic Maroevic, comentó que "en la diócesis existen 33 parroquias, de las cuales 16 están completamente en el suelo (cuatro son Monumentos Nacionales). Entre los templos dañados más importantes se encuentran San José, de Constitución, construida en 1833; Nuestra Señora del Tránsito en Putú, la más antigua de Constitución fundada en 1787; San Alfonso de Cauquenes, conocida por sus dos imponentes torres; y San Ambrosio de Chanco, donde cada 2 de febrero llegan miles de fieles para celebrar la fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria".
"También presenta graves daños la Iglesia Catedral de Linares, en cuyo interior se encuentra el mosaico más grande de Chile, realizado por Gulio di Girolamo", agregó.

Finalmente, indica la nota, "en Chillán, el emblemático templo de San Francisco, fundado en 1835, está en ruinas", Iglesia que alberga en su interior al Museo San Francisco de Chillán "con una colección de objetos sacros e históricos pertenecientes al Convento y Colegio San Alfonso fundado en 1585. Entre ellos, una tanagra, pieza de arcilla griega anterior a Cristo; objetos religiosos y libros litúrgicos del siglo XVIII, muebles coloniales, una gran colección de imágenes talladas en madera, relicarios y cartas de Bernardo O'Higgins, alumno de los padres franciscanos en su niñez".

"También resultó dañada la Iglesia y el convento de los Padres Carmelitas, en la que se destacan los arcos ojivales y la bóveda de crucerías, los tallados del altar y confesionario, y los vitrales traídos de España. A estos dos imponentes templos se suma en Chillán la caída del Convento e Iglesia de los Padres Dominicos y la Iglesia San Juan de Dios, que es Monumento Nacional", añade

Fuente:
http://www.camineo.info/
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada