viernes, 28 de mayo de 2010

Cerro Santa Lucía, paseo con restricciones: Municipio encargó estudio por hundimiento de terreno

www.lasegunda.com
Viernes 28 de Mayo de 2010

Oficina de ingenieros civiles realiza diagnóstico que partió tras el terremoto y que estará listo en dos meses.

Por Andrea de la Cruz Le-Fort
Cuando Pedro de Valdivia fundó Santiago en sus faldeos en 1541 no era más que un peñón rocoso al que los indígenas llamaban "Huelén" ("dolor" en mapudungún).

Fue el ex intendente capitalino, Benjamín Vicuña Mackenna , quien en 1872 lo hermoseó hasta convertirlo en una frondosa colina, tarea que -según cuentan- se transformó en una obsesión para él, al punto que se gastó toda su fortuna y la de su mujer, Victoria Subercaseaux, en esa tarea. De hecho, rellenó con grandes volúmenes de tierra los espacios vacíos para construir un paseo inspirado en el paisajismo francés.

Hoy el cerro Santa Lucía, ícono y pulmón verde de la ciudad , está bajo la lupa de la Municipalidad de Santiago, comuna responsable de su manejo y administración.



Las huinchas y carteles alertando peligro se incorporaron ahora al paisaje que pueden ver quienes decidan pasear por el tradicional cerro capitalino.

Después del terremoto del 27 de febrero el alcalde Pablo Zalaquett encargó un estudio de mecánica de suelos al ingeniero civil de la Universidad de Chile, Héctor Ventura Becerra, para determinar la condición de la superficie de este macizo.

El problema es que con el paso de los años los mismos suelos rellenados por Vicuña Mackenna comenzaron lentamente a hundirse. Y para frenar este proceso, y temeroso de que el mega-sismo lo haya acentuado, Zalaquett espera el resultado del análisis.

Fisuras y desprendimientos varios


Rodados de piedra en algunas zonas del Santa Lucía: pese a ellos, los expertos dicen que el lugar es seguro.

Dos mil personas recorren diariamente el cerro Santa Lucía, turistas que el 4 de marzo quedaron impedidos de ingresar a este lugar.

En esa fecha la Dirección de Obras de la Municipalidad de Santiago decretó la inhabilidad del paseo , debido a que presentaba daños que lo hacían inseguro, como desprendimiento de rocas en la terraza Pedro de Valdivia, fisuras en La Hermita y balaustros rotos en la terraza Neptuno .

La medida afectó también al centro de eventos Castillo Hidalgo, ubicado al interior del recinto.

Luego de aquello, el ingeniero Héctor Ventura y su equipo se volcaron a la tarea de estudiar la condición de los suelos. Paralelamente hicieron un diagnóstico que permitió que el 25 de marzo se ordenara la reapertura , fijando zonas de restricción que se evalúan mensualmente.

Estas corresponden a los tres lugares antes mencionados. A ellas se suman otros puntos señalizados con huinchas o demarcados con barreras new jersey , instaladas para contener eventuales rodados si hay réplicas.

"Réplicas humanas"

"Uno tiene que dejar los temores de lado, si no nunca va a poder salir a la calle", dice Natalia Ramírez (18), quien pasea de la mano de su pololo Sebastián Alvarado .

Andrés Honorato, administrador del Castillo Hidalgo , opina igual. Descarta riesgos importantes y las restricciones impuestas por la alcaldía de Santiago no son otra cosa que "réplicas humanas que tienen que ver con el susto de no tomar decisiones. Si el susto que tengo es que algo pase, mejor cierro" , precisa.

"En la medida que no haya problemas hay que volver a la normalidad, a pararse, a que Santiago vuelva a ser lo que era" , sostiene.

El concejal UDI de Santiago, Jorge Alessandri, cuenta que el problema de los suelos del Santa Lucía "partió hace 30 años, pero con el terremoto se aceleró. Es lo mismo que Venecia, que se hunde de a poco".

Desde su perspectiva, lo que hay que hacer es "mantenerlo como un parque, ojalá peatonal , porque si empezamos a meterles buses turísticos y camiones se empezará a desmoronar el camino".

"No es por el terremoto"

Dentro de dos meses, Héctor Ventura será quien diga cómo hay que proceder. Preliminarmente afirma que "no podemos decir que el cerro se está hundiendo. No es así".

¿Cuál es el problema? "Vicuña Mackenna fue trayendo material para hacer relleno y crear aterrazamiento. Hay mucho relleno compactado con criterios antiguos, que con el tiempo se va hundiendo... Hay un proceso erosivo que es difícil de controlar".

"El terremoto lo que ha hecho es complicar un poco más (ese proceso), pero no es el causante del problema (...). Seguramente habrá recomendaciones sobre el sistema de riego y sobre la mantención del cerro", agrega.

-¿El acceso al cerro es seguro?

-Sí. La municipalidad ha sido muy cuidadosa, está muy pendiente, nos pregunta, así que si vemos algo raro, avisaremos de inmediato.

Cañonazo en pausa hasta informe DictucSuspendido, hasta que el Dictuc de la Universidad Católica determine si es peligroso, está el cañonazo de las 12, tradición que data de mediados del siglo XIX y que fue interrumpida al día siguiente del terremoto.

" No están dadas las condiciones para que se dispare al interior del cerro Santa Lucía. La vibración que produce puede ocasionar que se suelten estructuras que quedaron inestables", precisó el concejal UDI Jorge Alessandri.

"El cañonazo de las 12 es parte del folclor nacional" , afirma Fermín Muñoz , quien lo disparó entre 1996 y 2007 . "Las autoridades son las que deberán evaluar la situación", sostiene, aunque agrega que la carga corresponde a "un cartucho calibre 120 que tiene 30 gramos de pólvora" y que -a su juicio- remece bastante menos el entorno comparado con la salva de bronce que se disparaba antes de 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada