lunes, 7 de noviembre de 2011

Caleta Tortel renueva dos kilómetros de pasarelas para potenciar el turismo

www.emol.com
Fecha: 7 de noviembre de 2011

Tras aumento de visitantes en los últimos años:

Todo el poblado se conecta a través de "calles" de madera sólo para peatones. Es uno de sus principales atractivos.



SOLEDAD NEIRA FARÍAS
Un intenso aroma a madera recién aserrada recibe a los visitantes a la entrada de Caleta Tortel, ubicada 460 km al sur de Coyhaique, en la Región de Aysén. El pueblo de 560 habitantes está conectado por más de ocho kilómetros de escaleras y pasarelas construidas sobre el terreno, amoldándose a las desmembradas laderas rocosas para conectar los cinco sectores en que se divide. Y parte de ellas hoy se están renovando completamente.









Por eso el olor del Ciprés de las Guaitecas cortado en los bosques de la zona inunda el ambiente. Aunque cada cinco años las pasarelas reciben mantención y se reemplazan algunas piezas, ahora se trata de una intervención mayor: dos kilómetros de estas "calles" de madera están siendo reconstruidas y ensanchadas.

En Tortel no hay calles ni autos, y hasta hace unos años sólo se podía llegar por mar. Desde el 2003 hay un camino de 23 km que los une a la Carretera Austral, al sur de Cochrane, pero toda la conectividad dentro del poblado es peatonal o marítima.

Los trabajos -que terminarán en agosto de 2012- se concentran en el sector de la costanera, que se está ensanchando desde 1,4 a 2 metros. Todo con una inversión de $170 millones. "El objetivo es mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y facilitar la llegada de turistas", dice su alcalde, Bernardo López.

Su idea es transformar a Tortel en uno de los principales atractivos de la Patagonia chilena, y para eso requiere de buenos accesos desde los estacionamientos que se ubican en el cerro, sobre el poblado, hasta donde se llega después de unos 10 minutos bajando escaleras.

Pero hoy a los adultos mayores o personas con capacidades disminuidas se les complica visitar el lugar, dice el alcalde, porque "se les hace muy difícil subir de vuelta al estacionamiento hasta donde pueden llegar los vehículos". Por eso, uno de sus proyectos es habilitar una bajada vehicular hasta la playa.

Esta caleta es el punto de partida de los tours que se internan en los fiordos para recorrer los ventisqueros de la zona, y en el lugar ya existen unas 100 camas para alojamiento turístico, donde dormir una noche puede costar entre $17 mil y $80 mil.

Con los trabajos de renovación de la costanera ya iniciados, ahora el mayor desafío del municipio es resolver el problema del alcantarillado, "con una solución tecnológica que nos permita además recuperar la bahía", afirma López.

Soluciones ecológicas

Por eso, dice el alcalde, su idea es concretar un proyecto vanguardista que podría ser pionero en el país: un alcantarillado al vacío con plantas de tratamiento para devolver las aguas limpias.

Tortel ha resuelto ya algunas demandas con soluciones ecológicas, como la energía eléctrica, de la que se abastecen con una minicentral apoyada por paneles solares para el alumbrado público que están cambiando al sistema LED.

Pero el alcantarillado son palabras mayores. "Cuesta cerca de dos mil millones de pesos, que estamos tratando de conseguir por varias vías", explica Bernardo López.

Todos estos avances van ayudando al proyecto turístico de este poblado que la Armada fundó en 1954, y cuyo origen se asocia a la explotación del ciprés. De hecho, Tortel es una caleta portuaria, no pesquera.

"Estamos aprendiendo a pescar. Aquí nadie pesca, no ve que son todos leñadores y madereros. Se come pura carne ¡y los turistas llegan pidiendo pescado!", dice Carlos Rial, mientras descarga leña desde su lancha.

La fama del poblado se ha extendido, principalmente por eventos como la estadía de tres semanas en la zona del príncipe William de Inglaterra, el año 2000. Pero una de las visitas de la que se esperan mayores repercusiones es la que hizo el año pasado a la zona un miembro de la familia Rockefeller. Según el secretario de planificación comunal, Rodrigo Maldonado, con él están trabajando en un proyecto de desarrollo para el área silvoagropecuaria, que genere empleo y mejore la dieta de las personas.

Y también ayuda el repunte en los índices de educación. "Estamos poniendo harto énfasis en el inglés. Aunque le sirva al joven que lleva las maletas al Lodge, es un avance", dice el alcalde.



CONECTIVIDAD

El año 2003, un camino de 23 km unió a esta localidad con la Carretera Austral.

---

En la nave viaja descendiente de Juan Tortel:
Crucero francés abre recaladas en Tortel
Caleta Tortel recibe a su primer crucero.


El trasatlántico francés "Le Boreal" arribó ayer a este poblado de 500 habitantes, en Aysén, famoso por sus pasarelas peatonales, donde esperan abrir una ruta turística para estas naves. Entre los 280 pasajeros de la primera embarcación de este tipo que llega al lugar viaja un descendiente del francés Juan José Tortel, quien sirvió a la Armada a inicios del siglo XIX y en cuyo honor la institución bautizó esta caleta, como estación naval, en 1955.

Lugareños esperan la llegada de más turistas a la zona por esta vía.

SOLEDAD NEIRA


RUTA.- Le Boreal arribó a Tortel tras navegar casi dos días desde Puerto Montt y luego zarpó a Puerto Natales, atravesando canales y glaciares del Campo de Hielo Patagónico Sur.
Foto:MUNICIPALIDAD DE TORTEL

"¡Hermoooso!". Fue lo único que atinó a decir un emocionado residente tras la recalada en la tranquila bahía de Caleta Tortel, en el extremo sur de la Región de Aysén, del crucero francés Le Boreal, de la Compagnie Des Iles du Ponant. Se trata de la primera empresa que elige a este puerto como lugar de recalada permitiendo desembarcar a exclusivos pasajeros.

Le Boreal estuvo cuatro horas en el singular poblado, que no tiene autos ni calles y donde toda la conectividad es por escaleras o pasarelas, como palafitos, que se amoldan a su veleidosa geografía costera.

Entre los 140 pasajeros del navío estaba Alain Tortel, un notario galo que fue homenajeado por ser descendiente del marino francés Juan José Tortel, quien se unió a la causa patriótica en la lucha por la independencia, fue el primer capitán de puerto de Valparaíso y en cuyo honor la Armada bautizó a la entonces Estación Naval, creada en 1955. El alcalde de Tortel, Bernardo López, se mostró muy optimista por el impulso que estas recaladas tengan para su localidad. Contó que mantiene conversaciones con armadores chilenos de turismo naviero para que sumen a Tortel en sus destinos.

"En el pasado ha habido algunos nacionales que llegaban aquí", pero era en forma esporádica, aclara el edil.

Los turistas bajaron el pueblo y se maravillaron con la arquitectura local.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada