martes, 29 de noviembre de 2011

Estadio Nacional tendrá en 2014 un parque con dos lagunas y ocho miradores

LA TERCERA EDICION IMPRESA
martes 29 de noviembre de 2011

El proyecto del arquitecto Teodoro Fernández abrirá el estadio por primera vez a la ciudadanía, a través de ocho nuevos accesos.



por B. Blanco y D. Zambra
En marzo de 2014 y por primera vez en sus 73 años de historia, un santiaguino podrá cruzar caminando los alrededores del Estadio Nacional. Así lo determina el diseño del nuevo Parque de la Ciudadanía, que se construirá en los terrenos de este recinto ñuñoíno, inaugurado el 3 de diciembre de 1938, en la antigua chacra Lo Valdivieso.



Además de las instalaciones deportivas ya existentes, el nuevo hito sumará renovadas áreas verdes, dos lagunas artificiales de tres hectáreas y ocho miradores que confluirán hacia el coliseo. Esas novedades son parte del proyecto ganador del concurso para diseñar el parque en el Estadio Nacional, que el Instituto Nacional del Deporte lanzó en junio. La propuesta que se impuso fue la del arquitecto Teodoro Fernández, responsable del Parque Bicentenario de Vitacura. Su proyecto fue elegido de una terna en la que también competían Rodrigo Pérez de Arce y Owar Arquitectos. "Las tres propuestas integraban el estadio a su entorno, pero lo que la hizo destacar frente a las demás fue su imagen, que es bastante singular, en comparación con el resto de los parques que existen en Santiago", asegura el director del certamen, el urbanista Luis Eduardo Bresciani.

Grandes miradores

La propuesta de Fernández convierte al coliseo central en el hito principal del parque. Cada entrada tendrá un sendero que se irá elevando a medida que se acercan al estadio. Ahí se conectarán y se creará un gran mirador en altura. "Bajo éste habrá una explanada, donde se podrán realizar ferias y exposiciones. Es lo que se utiliza en estadios de otras partes del mundo, donde los recintos no son sólo para eventos deportivos", explica Teodoro Fernández.

Además, en los lados oriente y poniente del coliseo habrá dos patios de comidas, mientras que al sur se instalarán las lagunas -de un metro y medio de profundidad-, donde se podrá practicar canotaje y kayak. "Se valoró mucho el diseño del proyecto ganador, porque le agrega un valor patrimonial a ese sector de la ciudad que antes no lo tenía", añade Bresciani.

En total, las áreas verdes ocuparán 28 de las 64 hectáreas que tiene el recinto (el resto corresponde al equipamiento deportivo existente). Estas estarán divididas en bosques, jardines y canchas de fútbol (ver infografía). Los árboles actuales serán retirados y reemplazados por otros 15 mil de diversas especies, como quillayes, boldos y peumos. "Como el nuevo parque recordará los paisajes del Valle Central de Chile, se plantarán árboles autóctonos", explica Fernández.

Las instalaciones deportivas también se verán beneficiadas con la renovación. El diseño ganador incrementará de 80 a 108 las canchas existentes e incorporará 21 nuevas de uso múltiple y seis de tenis. Además, se construirá un nuevo gimnasio, con capacidad para cinco mil personas; se ampliará el centro acuático y se mejorarán algunas instalaciones del Court Central.

El subsecretario de Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle, asegura que el Parque de la Ciudadanía se convertirá en el nuevo gran atractivo turístico de Santiago, como el Estadio Azteca, en Ciudad de México, y el Maracaná, en Río de Janeiro. "Hoy no le recomendaría a un turista venir, porque no es un lugar amigable, pero en el futuro será un agrado recorrer sus espacios", explica.

Además, el subsecretario de Deportes explica que se ampliará la capacidad del Estadio Nacional, de 50 mil personas a 60 mil. "Ya hay un equipo de trabajo elaborando las bases de este proyecto de arquitectura y para ampliar el recinto", dice.

Teodoro Fernández: "Me inspiré en los relatos de Julio Martínez para este diseño"

¿En qué se inspiró para crear el futuro parque del Estadio Nacional?

Puede parecer anecdótico, pero recuerdo cuando Julio Martínez transmitía los partidos de fútbol, bajo la marquesina del estadio, y siempre partía hablando de la cordillera. Es tal vez la imagen más recurrente: el estadio y la cordillera de fondo. Pero salvo al interior del estadio mismo, cuando uno viene acá no se da cuenta dónde se encuentra geográficamente. De hecho, descubrimos que hay una pequeña pendiente en bajada desde el perímetro del estadio hacia el centro que da la sensación de que uno se va hundiendo. Ahora, lo que propusimos son varios senderos, con elevaciones de cuatro metros de altura, que permitan al visitante subir y respirar dentro del mismo parque.

¿Qué es lo que aporta su diseño a la ciudad?

La integración. El estadio ya no será un lugar donde deportistas practican un deporte específico, sino que todos los santiaguinos podrán usarlo. De hecho, los paseos o senderos permitirán integrar los barrios que están alrededor del estadio y que antes no tenían comunicación. De las cinco entradas que había antes, ahora serán ocho.

¿Tomó elementos del paisaje del Valle Central como el suelo y el agua?

Uno de los problemas fundamentales del Valle Central es el riego, el agua. Santiago se ha desarrollado desde el siglo XVIII mediante el uso de canales que vienen de la cordillera. La futura laguna del parque busca poner en evidencia esa necesidad, que la gente no piense que las áreas verdes se riegan con mangueras y punto, sino que existe una simbiosis con el agua. Por eso, también habrá juegos de agua.

¿El parque tendrá algún memorial que recuerde que el estadio fue un centro de detención?

La idea es que uno de los circuitos del parque sea un memorial. No sólo incluirá al estadio, sino otros hitos dentro del recinto que recuerden lo que ocurrió acá.

Ha participado en varios concursos públicos para el diseño de parques en Santiago. ¿Hay una constante en esas obras?

Provengo de una idea de arquitectura que piensa la ciudad desde su geografía y su sociedad y que se inspira en el entorno físico donde se encuentran los parques. En este caso me pareció que el Estadio Nacional está ubicado en un valle y me gustó la idea de rescatar esa sensación de llanura. Por eso la gran cantidad de senderos que proponemos.

Comparado con el Parque Bicentenario de Vitacura, otra de sus obras, ¿cuál de los dos parques tendrá más visibilidad ciudadana?

Puede que en el del Estadio Nacional la visibilidad sea menor. De alguna manera, y tal como ocurrió en la Quinta Normal, este espacio ya existe hace 70 años y el de Vitacura era completamente nuevo. Acá lo que haremos será ordenarlo y abrirlo a la ciudad.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada