miércoles, 16 de noviembre de 2011

POLO SUR Las expediciones del centenario

www.emol.vom
domingo 13 de noviembre de 2011



El 14 de diciembre se conmemoran 100 años desde que el primer ser humano alcanzó el Polo Sur, y éstas son cinco destacadas aventuras que pretenden repetir la hazaña del victorioso Roald Amundsen y del trágico Capitán Robert Falcon Scott. Para lograrlo, tendrán que desafiar a la naturaleza y empujar sus propios límites, porque llegar al Polo Sur -aún en pleno siglo 21- nunca será fácil.

Por Olga Mallo. Fastest to the Pole

El nuevo récord

El plan -seguir los pasos de Amundsen utilizando un vehículo- puede parecer más veloz, pero no es menos riesgoso.



En diciembre de 2005, el británico Jason De Carteret lideró la expedición que aún hoy mantiene el récord mundial de ser el viaje por tierra más rápido hasta el Polo Sur. Aquella travesía, que salió de la base Patriot Hills y que utilizó un vehículo especialmente acondicionado con tracción en sus seis ruedas, tomó dos días, 21 horas y 21 minutos. Una proeza especialmente significativa si se compara con el récord anterior: 24 días en moto.

Este año, De Carteret viaja con un equipo británico-canadiense, y pretende quebrar su marca, usando una versión más liviana del vehículo que ya probó antes: solamente 2.000 kilos y 340 caballos de fuerza, con un diseño aerodinámico creado en Islandia por Kieron Bradley, ingeniero de la marca de autos deportivos de lujo Lotus, quien trabajó también en el equipo Williams de la Fórmula Uno.

La idea es turnarse al volante con el camarógrafo y documentalista Matt Waddleton, y el experto en comunicaciones Jason Thomas, para recorrer 1.000 kilómetros de una ruta donde abundan las grietas y los sastrugi que De Carteret conoce bien: ésta será su quinta expedición antártica.

La aventura, en todo caso, no es sólo una carrera contra el tiempo. La otra meta de los viajeros es probar que se puede viajar en una ambiente como éste, de esta manera y dejando un mínimo de huella de carbono. Por eso, el vehículo usará un biocombustible hecho de caña de azúcar, con aditivos para facilitar su combustión en bajas temperaturas. Además, está equipado con generadores eólicos y paneles solares para cargar teléfonos satelitales, laptops y otros accesorios.

El viaje ha sido preparado durante dos años, y pretende llegar al Polo Sur exactamente 100 años después de que lo hiciera Amundsen: el 14 de diciembre.

Más información en http://blog.thomsonreuters.com/eikonpolarexpedition

Scott-Amundsen Centenary Race

Las leyendas vuelven a competir

Los oficiales del ejército británico Henry Worsley y Mark Landgridge se propusieron seguir -literalmente- cada paso de los pioneros antárticos Roald Amundsen y Robert Scott en su lucha por ser los primeros en el extremo sur de la Tierra.

Henry Worsley es descendiente directo de Frank Worsley, miembro de otra legendaria expedición antártica liderada por Ernest Shackleton. En su versión actual del viaje, cruzará el glaciar Axel Heiberg para llegar a la meseta polar y de ahí enfilará al Polo, tal como lo hizo el noruego Amundsen. Mark Landgridge y su grupo, en tanto, seguirán la ruta del glaciar Beardmore, descubierta y probada previamente por Shackleton, y utilizada luego por el desafortunado Scott.

"No habrá competencia aquí -dice Henry Worsley-. Será sólo una manera de celebrar a estos enormes héroes y enfrentar los mismos desafíos que ellos vivieron".

Los oficiales tienen experiencia en la Antártica. En 2009 ambos coincidieron en el continente blanco, cada uno en su propia expedición. En ese momento, Henry Worsley integraba la Shackleton Centenary Expedition y esquió 1.500 kilómetros desde la base Mc Murdo, durante 66 días, siguiendo la misma ruta que antes había hecho su antepasado, con la diferencia de que él sí alcanzó el Polo.

En el otro extremo del continente, y casi al mismo tiempo, Marc Landgridge comenzaba una travesía en solitario desde la costa oeste que le significó recorrer 1.000 kilómetros durante 59 días, arrastrando su trineo con provisiones.

Ahora esperan llegar al Polo a tiempo para conmemorar otro centenario: la llegada del segundo hombre en alcanzar el Polo, Robert Scott, el 17 de enero de 1912.

Los nuevos expedicionarios van acompañados por seis oficiales de las fuerzas especiales británicas SAS, y se han preparado esquiando en el Ártico y repasando los diarios de los exploradores históricos.

"La preparación mental es tan importante como la física, debes querer hacerlo más que nada en este mundo", dice Henry.

Este desafío tiene el patrocinio del príncipe William, y pretende reunir además un millón de libras esterlinas para obras de caridad a través de donaciones de quienes sigan su recorrido en la web Justgiving (www.justgiving.com), una institución que agrupa a varias obras de beneficencia del Reino Unido.

Más información:
www.scottamundsenrace.org

Henry worsley y mark landgridge harán rutas paralelas.

Crossing The Ice

Ida y vuelta

Si logran su meta -llegar al Polo esquiando-, James Castrission y Justin Jones serán los aventureros más jóvenes en hacerlo de esta manera: ambos tienen 27 años.

Los australianos Cas y Jonesy, como los conocen los seguidores de su web dedicada a las aventuras extremas, hicieron su primera gran expedición en 2009: Crossing the Ditch se trataba de cruzar, en kayak, durante dos meses, el bravo mar de Tasmania, para ir desde su país a Nueva Zelanda. Un registro que nadie había logrado antes.

Ahora, intentarán algo que nadie ha repetido desde que el mismísimo Amundsen llegó al Polo Sur: esquiar desde la costa del continente hasta el punto más austral del mundo, y volver a la costa sin apoyo ni reabastecimiento externo. Serán más de 2.000 kilómetros para recorrer "a pie", arrastrando unos 160 kilos en cada trineo. Todo por un homenaje.

Más información: http://casandjonesy.com.au

El desafío femenino

Esta es la cuarta vez que Felicity Aston visita -si es que a esta ocasión se le puede llamar "visita"- la Antártica. Cuando era una joven meteoróloga de 23 años, esta británica de apariencia dulce y sonrisa fácil vivió dos años y medio en ese continente. En ese momento trabajaba para la British Antarctic Survey, y dice que la experiencia le cambió la vida para siempre: estaba en la base británica Rothera, donde no sólo aprendió a sobrevivir al ambiente, que puede llegar a ser muy hostil, sino mucho de psicología masculina: eran sólo dos mujeres en una población de veinte hombres. "Fue como hacer un doctorado", dice.

Con experiencia como guía polar en Islandia, Canadá y Groenlandia, y una expedición al Polo Norte, en 2009 regresó a la Antártica en una expedición de puras mujeres llamada Commonwealth Antarctic Expedition (cada una de las ocho integrantes pertenecía a uno de los países de la comunidad británica) y un año después volvió como parte del equipo de filmación de un documental para la televisión austro-alemana.

Ahora Felicity viaja con una misión propia: pretende atravesar el continente completamente sola, partiendo en la costa occidental. Cuando alcance el Polo podrá aprovisionarse, y seguirá hacia el este hasta cruzar el continente completo.

Su plan contempla atravesar el glaciar Leverett, que tiene movimiento lento y, por eso mismo, muestra menos grietas. "Me entusiasma atravesar los montes transantárticos, su belleza es inconmensurable", dice a sus 33 años. Según su plan, llegará a su meta -la placa de Ross- luego de 70 días esquiando. Si lo logra, habrá recorrido 1.700 km, que la convertirán en la primera mujer en completar una travesía del continente en solitario. También agregará una arista científica, ya que estará en contacto con un psicólogo que hará un estudio de sus reacciones para completar un ensayo de cómo enfrenta y qué motiva al ser humano cuando enfrenta condiciones extremas. "Me ha prometido que si me vuelvo un poco loca no lo publicará en el blog", dice.

Más información,
www.transantarcticsolo.com

Felicity aston recorrerá 1.700 kilómentros en total.

South Pole 1911-2011

El plan noruego

Los noruegos tienen una historia especial con el Polo desde que su compatriota llegó primero que nadie a ese punto. Ahora, cuatro ciudadanos de ese país, encabezados por Jan Gunnar Winther, pretenden recrear la misma ruta que siguió el conquistador antártico Roald Amundsen.

En Punta Arenas, el líder de la expedición decía: "Hoy Amundsen y sus hombres tomaron el día libre después de cuatro días de esquiar casi sin descanso". El comentario no es gratuito: el diario de viaje de Amundsen es parte de su equipaje, porque estos noruegos quieren seguir la huella paso por paso, día a día, para tratar de llegar en los mismos plazos del legendario explorador.

Esta misión (avalada por las autoridades noruegas como parte de las celebraciones oficiales del país) está integrada por un científico, un historiador, un campeón de esquí y uno de los más prestigiados aventureros del país nórdico, y tiene el lema "Esquí, ciencia y aventura". El equipo quiere homenajear también a otra leyenda de su país, Fridtjof Nansen -explorador y Premio Nobel de la Paz en 1922- en el 150 aniversario de su nacimiento. A su llegada al Polo los esperará el Primer Ministro de su país.


Más información en www.southpole2011.net

Por Olga Mallo..

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada