miércoles, 11 de enero de 2012

A fin de mes parte marcha blanca del nuevo parque del cerro San Cristóbal

LA TERCERA EDICION IMPRESA |
miércoles 11 de enero de 2012

Durante dos meses, el Parque de la Infancia estará habilitado para niños de la comuna de Recoleta.



por Darío Zambra







Este verano, los niños de Recoleta contarán con un nuevo lugar para sacar provecho a las vacaciones y capear el calor. Ahí podrán correr entre grandes esferas de hormigón que lanzan chorros de agua y, luego, ingresar a unas pintorescas casas en miniatura, que están hechas de madera y que tienen vista al cerro Blanco. O, si prefieren, podrán ingresar a una reja tridimensional que en su interior tiene toboganes y ruedas para correr por ellas como hámsters.

Ese será el panorama del Parque de la Infancia cuando comience su marcha blanca a fines de enero. Unico en su especie -pues se trata del primer espacio en Santiago y en Chile con tantos juegos y capaz de albergar a 2.000 niños- está ubicado en la ladera poniente del cerro San Cristóbal, en plena Av. Perú.

Con una superficie de 3,4 hectáreas -de las cuales 9.000 m2 son de áreas verdes-, el recinto no sólo tendrá juegos repartidos en 2.000 m2, sino que, además ahí dentro funcionará un funicular, el segundo que tendrá el Parque Metropolitano.

Pruebas veraniegas

Este lugar será abierto a la comunidad el 21 de marzo, pero desde fin de mes y por todo el verano, algunos pequeños podrán ingresar gracias al período de marcha blanca. Entre otros, podrán acceder delegaciones de niños de la comuna de Recoleta; esto, como parte de una serie de visitas que organizará el municipio para ellos.

"En esta marcha blanca vamos a probar cómo funcionan los juegos. Tendremos a 100 menores disfrutando, al mismo tiempo, de las esferas de agua, y eso nos permitirá saber si tenemos que hacer algunas modificaciones. Los toboganes también los diseñamos nosotros y queremos ver qué tal funcionan", explica el director (S) del Parque Metropolitano, Mauricio Fabry.

La autoridad explica que el parque está pensado para niños de entre cero y seis años, y por eso "debemos tener una preocupación especial por la seguridad".

Nuevo funicular

Durante los dos meses de marcha blanca, el Parque de la Infancia tendrá habilitado para el público el sector más bajo, que es el que tiene más vegetación y, por lo tanto, más sombra. Ahí están la plaza de agua, compuesta por esferas de concreto de distinto tamaño que lanzan chorros; las 50 casas-árboles; los 30 columpios dispuestos en círculo (para que los pequeños confluyan al medio y se puedan tocar los pies), y las rejas tridimensionales de 300 metros de largo y que bordean la Av. Perú. La mayoría de esos juegos ya están listos y en estos días se está limpiando el sector.

La que será una de las principales atracciones también está lista. Se trata del funicular, el segundo que tendrá el cerro San Cristóbal. Sin embargo, éste no estará operativo durante la marcha blanca y recién comenzará a funcionar con la inauguración del parque. Esto, porque el sector que está a su alrededor aún no se habilita.

Este nuevo ascensor tendrá capacidad para 12 personas, y permitirá a los niños y sus padres subir 40 metros por el cerro y llegar hasta la parte alta del parque. Desde ahí podrán deslizarse por alguno de los 70 toboganes que están instalados en una serie de terrazas en la ladera del cerro.

Esta cascada de resbalines es parte de las atracciones que funcionarán desde marzo, pues hoy aún se están pintando los pasamanos y las barandas de este sector. En esa fecha también se habilitarán el anfiteatro, una cafetería, un quiosco y los baños definitivos. Además, está pendiente una zona con árboles que estará alrededor del funicular, la que durante el período de construcción se utilizó para acopiar material.

Lo que aún no tiene fecha definitiva es la inauguración del sendero rústico que estará en la parte más alta del parque. Este conectará este punto del parque con el zoológico y con la entrada al cerro San Cristóbal por Pío Nono.

Primeros visitantes

La Municipalidad de Recoleta ya está organizando las visitas de niños de la comuna a esta área de esparcimiento infantil. La idea es que cada día, de lunes a domingo, asistan grupos de 40 niños durante un par de horas, que es el tiempo que se estima demorarían en jugar en todas las atracciones.

"Muchos de los niños de la comuna no tienen recursos para salir, así es que ésta es una buena oportunidad para entretenerlos. Ellos tendrán entrada gratuita al parque", sostiene la alcaldesa de Recoleta, Sol Letelier.

Los menores que participarán en estas visitas son de colegios, escuelas de fútbol y participantes de los campamentos de verano, y mientras estén en el recinto, estarán acompañados por los guardias de seguridad del parque y por monitores del municipio.

Con el Parque de la Infancia se cumple un viejo anhelo de los habitantes de Recoleta, que es tener un acceso al Parque Metropolitano desde la comuna. Hasta ahora, el que utilizaban habitualmente era el de Pío Nono, pero desde marzo tendrán dos más por Av. Perú. "De todos modos, este nuevo acceso les servirá a todas las comunas que están en la zona norte de Santiago", remata la alcaldesa Letelier.

Ubicación

El parque está ubicado en la ladera poniente del cerro San Cristóbal. Tendrá dos accesos: uno por Av. Perú con Delfina León y otro en la esquina de Av. Perú con Santos Dumont. Cuando esté listo el sendero rural, también se podrá ingresar al recinto desde Pío Nono.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada