martes, 17 de enero de 2012

Muere el trompetista Eugenio "Yuyo" Rengifo:El chileno que emocionó a Louis Armstrong

Protagonizó un recordado episodio frente a "Satchmo", en 1957. Jazzistas preparan concierto de homenaje en el Teatro Municipal de Valparaíso.

IÑIGO DÍAZ
Había ensayado con la Valparaíso Dixieland Jazz Band el sábado, con miras al concierto a beneficio de su compañero saxofonista Alfredo Espinoza. Pero un ataque cardíaco lo sorprendió la madrugada del domingo, a los 71 años. Desde principios de los años 50, Eugenio Rengifo era conocido como "Yuyo" en el circuito jazzístico porteño.




"Ese concierto en el Teatro Municipal de Valparaíso, el 26 de febrero, será el adiós de los jazzistas a nuestro Yuyo", dice el trombonista Carlos Briede, líder de la agrupación donde Rengifo venía tocando desde 1988. "En términos históricos, Rengifo encarnaba los nuevos brillos de los jazzistas de los años 50, cada vez más cercanos a los originales y cada vez más jóvenes. Él y el baterista Orlando Avendaño sorprendieron a todos con su gran talento precoz. Eran los niños maravilla del jazz", apunta el musicólogo Álvaro Menanteau, que escribió la historia del jazz en Chile.

En efecto, junto a Avendaño, Yuyo Rengifo tocó en 1957 en una cena en honor al trompetista Louis Armstrong en la sede del Club de Jazz de calle Mac Iver. Rengifo tenía 16 años. "Armstrong estuvo estudiando a Yuyo mientras tocaba, y comentaba algunas cosas con su clarinetista Edmond Hall. Después del primer tema, nos abrazó a los dos cabros, pero era lógico que estaba conmovido con Yuyo y su trompeta", narra Avendaño.

A su regreso, el músico estadounidense habló sobre el joven chileno que le había recordado sus propios inicios. Incluso le ofreció una beca de estudios, que nunca se concretó. Algunos piensan que fue debido a cierta timidez y a su estrecha relación familiar.

Rengifo, que había llegado siendo niño desde Valparaíso para mostrar a los jazzistas capitalinos el preciso sonido, fraseo y vibrato "a la Armstrong", jamás se alejó de ese modelo. "Cincuenta años después seguía tocando de la misma manera, feliz. Fuimos a Tierra del Fuego en 1961 y al Festival de Punta del Este en 1962. Los destruimos a todos. Tener a Yuyo en la trompeta era demasiada ventaja", completa Avendaño.

Sus funerales se efectuarán hoy en Quilpué, donde vivía Rengifo. Como adiós, los jazzistas realizarán un desfile fúnebre al estilo Nueva Orleans.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada