jueves, 1 de septiembre de 2011

Con altas medidas de seguridad abre muestra de Degas en el Bellas Artes

www.latercra.com
jueves 01 de septiembre de 2011

por Denisse Espinoza



Es una de las colecciones más importantes del Museo de Arte de Sao Paulo (MASP) y desde el comienzo se exigieron las más altas medidas de seguridad para traerla a Chile. El jueves y viernes pasado, a bordo de dos aviones, aterrizaron en el país las 73 esculturas en bronce del francés Edgar Degas (1834-1917), que se exhiben desde mañana en el Museo de Bellas Artes, en la muestra Degas escultor, impresiones de la vida moderna, organizada y financiada por CorpArtes y CorpBanca. "Estas piezas son nuestro mayor acervo. Sólo otros tres museos en el mundo tienen todas estas piezas reunidas", dice Teixeira Coelho, director del MASP, que estará en la inauguración.

En el traslado de las obras, avaluadas en US$ 39 millones, participó la Brigada de Investigaciones de Robos Oriente de la PDI, que dispuso tres autos y nueve efectivos por día para escoltar las piezas al museo. "Ese jueves hubo marchas estudiantiles y muchos disturbios, otros 90 efectivos aseguraron el despeje de calles", cuenta el subcomisario José Reyes.

Se debió esperar dos días a que las piezas se ambientaran antes de sacarlas de sus cajas. Este lunes se inició el montaje de la exhibición, que cuenta con fuertes medidas de seguridad: cámaras, sensores de movimientos, láser infrarrojo y guardias las 24 horas.

Degas, contemporáneo de Cézanne y Monet, fue más conocido como pintor impresionista, y sólo exhibió una escultura en vida: La pequeña bailarina de 14 años. Tras su muerte, hallaron otras esculturas, las que fueron rescatadas y que ahora se exhiben en esta muestra, hasta el 30 de octubre.

---
www.latercra.com

Escultura La Pequeña Bailarina es la estrella en muestra de Degas

Desde ayer, y por primera vez en Chile, se exhibe una colección con 73 obras del impresionista francés en el Museo de Bellas Artes.



por Denisse Espinoza
Mientras estuvo vivo, la reputación de Edgar Degas varió entre la admiración y el desprecio. Muchas veces logró cautivar con sus cuadros a los críticos en los salones de pintura de París, pero con los compradores no le iba bien. La única pintura que vendió en vida, en 1873, retrataba una oficina de algodón en Nueva Orleans, una escena totalmente opuesta a la serie de bailarinas que lo harían famoso tras su muerte.

Sin embargo, su decepción más grande fue cuando se aventuró en la escultura. En 1881, Degas presentó en París La pequeña bailarina de catorce años, una pieza vanguardista, hecha de cera, que representaba a una bailarina en posición de espera, vestida con tutú, zapatillas de tela y una peluca, que conmocionó al público. La mayoría de los críticos la sentenciaron como una "fealdad atroz". El artista francés nunca más volvió a exhibir esculturas.

Tras 130 años, Degas es revalorado como uno de los artistas clave en la historia del arte, y en 2009 su despreciada escultura batió el récord en una subasta de Sotheby's, al venderse en US$ 19 millones, convirtiéndose en la obra más cara del artista francés.

Justamente, una de las 22 copias que existen en el mundo de La pequeña bailarina.. es la estrella de la muestra Degas escultor, impresiones de la vida moderna, que ayer se inauguró en el Museo de Bellas Artes.

Se trata de una de las colecciones más importantes del continente sudamericano, propiedad del Museo de Arte de Sao Paulo (MASP) y asegurada en US$ 39 millones, que llega por primera vez a Chile en una exposición organizada y financiada por CorpArtes y CorpBanca. "Con esta muestra queremos seguir contribuyendo al arte. No tendremos nunca un país desarrollado si no consideramos la cultura y su poder de transformar a las personas", señaló en la ceremonia de inauguración el presidente de la fundación CorpArtes, Alvaro Saieh. "Quisiera agradecer en especial a Milan Ivelic, por acogernos en este lugar que ha sido su casa durante casi dos décadas. Creemos que no hay mejor exposición que ésta para coronar su trayectoria en el museo", agregó, aludiendo a la reciente decisión de Ivelic de dejar la dirección de la pinacoteca.

En la ceremonia estuvieron presentes la directora de la Dibam, Magdalena Krebs; el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett; el gerente general de CorpBanca, Mario Chamorro, y el director del MASP, Teixeira Coelho. Además de otras figuras del medio cultural, como Carmen Romero, directora de Santiago a Mil; la galerista Isabel Aninat y los actores Felipe Braun y Francisco Reyes.

La muestra, que estará abierta hasta el 30 de octubre, reúne 73 esculturas en bronce de Degas, elaboradas entre 1918 y 1930, a partir de los moldes de cera que se hallaron en el taller del artista luego de su muerte en 1917. Para sorpresa de todos, Degas nunca había dejado de esculpir.

Aunque varias instituciones en el mundo tienen obras del artista en este género, ya que su familia hizo 22 copias de cada pieza descubierta, sólo cuatro museos, incluido el MASP, posee el grupo completo de 73 figuras: el Metropolitan de Nueva York, el Museo D'Orsay en París y el Ny Carlsberg Glyptotek Museum, en Copenhague.

Acaparar miradas

Con curatoría de los investigadores Pablo Chiuminatto y Sandra Accatino, la muestra en el Bellas Artes tiene un notorio carácter formativo. Obsesionado con capturar el movimiento de los cuerpos, Degas trabajó modelando animales y bailarinas adoptando distintas poses. En la muestra, algunas de las esculturas están instaladas una al lado de la otra para generar distintas secuencias de movimiento, intentando reproducir los deseos de Degas. "Trabajamos con los testimonios que el propio artista dejó en cartas y declaraciones que han sobrevivido hasta hoy. Nuestra idea es privilegiar el conjunto de obras y no sólo una individual. En el conjunto radica la fuerza de esta colección", dice Chiuminatto.

Sin embargo, es imposible que La pequeña bailarina de catorce años no acapare por sí sola las miradas del público. La obra no sólo resalta en el conjunto por estar hecha con materiales no convencionales, sino por tener varios centímetros más que las otras piezas.

Además, en la exposición ha sido instalada con dos espejos, uno al frente y otro atrás, simulando las salas donde las bailarinas ejercitan antes de salir a escena. "Es la pieza más fascinante, la Mona Lisa de nuestra colección", dice Teixeira Coelho. "Es interesante cómo Degas ganó fama luego de morir. El tenía una personalidad solitaria, era un misántropo; de hecho, siempre negó pertenecer a los impresionistas. No le gustaban los grupos ni las etiquetas", agrega.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada