lunes, 5 de septiembre de 2011

Camiroaga y Cubillos llegaron por primera vez al archipiélago cuando eran adolescentes

LA TERCERA EDICION IMPRESA
lunes 05 de septiembre de 2011

La historia que unía a los habitantes de la isla con el animador y el empresario velerista
Camiroaga y Cubillos llegaron por primera vez al archipiélago cuando eran adolescentes. Ambos ayudaron a los isleños tras el 27/F.

por P. Muñoz y D. Astudillo, Santiago / J. Fernández
La conexión que el animador de TVN Felipe Camiroaga y el empresario Felipe Cubillos mantenían con los habitantes de Robinson Crusoe se inició hace 30 años, cuando ambos eran adolescentes y llegaban a veranear a la zona.



Era el verano de 1981 y el buzo pescador Aldo Recabarren conoció al animador del Buenos días a todos cuando sólo tenía 13 años. Camiroaga llegó con dos amigos a la isla, entre ellos el hijo del dueño de la hostería "El Pangal". Ahí, el conductor comenzó a forjar su gusto por la naturaleza y los caballos, recuerda Recabarren.

"No era un buen jinete. Acá estábamos acostumbrados a andar a caballo sin montura, pero él no aguantaba y se resbalaba", relata el pescador.

Una de las historias que recuerda el isleño es cuando junto al animador de TVN y el hijo del dueño del recinto fueron echados de madrugada por no dejar dormir a los turistas que se hospedaban en el lugar.

"Estábamos comiendo pescado, tocábamos guitarra y el administrador nos echó a la calle por el ruido. Eramos cabros (sic), lo pasábamos bien de forma sana", agrega el pescador. Contó que tras ser echados, Camiroaga y su amigo durmieron un par de días en una carpa y luego "se fueron a la residencial de mi abuelo. Ahí nos hicimos amigos", cuenta Recabarren, quien el sábado se unió a las labores de búsqueda de las 21 víctimas del accidente aéreo.

Fueron tres años seguidos en que el destacado animador veraneó en la isla. Pasarían más de dos décadas para que regresara, y lo hizo para ayudar a los habitantes de Juan Fernández que resultaron afectados por el devastador tsunami del 27/F.

Desde esa fecha, recuerda Recabarren, Camiroaga volvía periódicamente al archipiélago. Incluso, en febrero de este año, luego que un incendio destruyera su casa en Chicureo.

"El Caleuche" en la isla

"Imagínese yo, hijo de un pescador, jugando con el hijo del canciller". Así recuerda Daniel Paredes cuando en febrero de 1979 conoció al impulsor de Levantemos Chile, Felipe Cubillos.

El adolescente de 16 años había arribado a la bahía de Cumberland a bordo del yate "El Caleuche" junto a su padre, el canciller Hernán Cubillos. Paredes, padre del concejal que avistó por última vez la aeronave de la Fach siniestrada, recuerda que ambos llegaban con frecuencia a la isla, especialmente aprovechando los torneos de vela. Los Cubillos no tenían tierras en la isla, por lo que se quedaban en el yate o en la conocida aldea Daniel Defoe.

"Era un tipo muy sencillo, y cuando venía con su padre terminaba jugando a los piqueros junto a nosotros, que éramos puros hijos de pescadores", cuenta Paredes, actual consejero de la Intendencia de Valparaíso.

Una de las últimas experiencias que tuvo la autoridad local con el empresario fue tras el tsunami del 27/F. Con la isla duramente azotada había que iniciar la reconstrucción en la zona. Una de las primeras tareas era que los niños de la isla volvieran a clases y buscarles una nueva escuela. Paredes cuenta que al ver que el mismo adolescente que conoció en Cumberland lideraba el desafío Levantemos Chile le pidió ayuda.

Paredes cuenta que "le dije quién era, y se acordaba de mí. Me pidió que le consiguiera las características de la escuela que se necesitaba, porque había mucha gente dispuesta a ayudar".

Desde esa fecha, su hijo, el concejal Felipe Paredes, comenzó a trabajar con los profesionales de Levantemos Chile. Hoy, es parte de los isleños que participan en su búsqueda y del resto de las víctimas.

---
www.cooperativa.cl
04/09/2011

Rescatista y amigo de Camiroaga: "Ojalá que el Gobierno nunca se olvide de ellos"

Las palabras de recuerdo del buzo
rescatista y amigo de Felipe Camiroaga, Aldo Recabarren, quien llamó al Gobierno a "que nunca se olvide de ellos porque fallecieron por tratar de sacarnos adelante". (Video: TVN)

17:31 El último deseo de Felipe Camiroaga: "Angel para un final"

El director de TV y amigo de Felipe Camiroaga, Daniel Sagües, durante la transmisión de "Buenos días a todos", confesó que Felipe le solicitó en vida tocar el tema "Angel para un final", de Silvio Rodríguez, en su funeral.

---
MEGAnoticias


Una canción para despedir a Felipe Camiroaga
Una conversación trivial entre amigos terminó siendo un último deseo que los más cercanos al animador esperan cumplir pronto.

---

SANTIAGO, septiembre 5

El futuro del "Desafío: Levantemos Chile"
Obra solidaria fue impulsada por el empresario Felipe Cubillos, una de las víctimas del accidente en Juan Fernández.

http://www.cnnchile.com/nacional/2011/09/05/el-futuro-del-desafio-levantemos-chile/

Uno de los principales proyectos de Felipe Cubillos, una de las víctimas del accidente aéreo en Juan Fernández, era la iniciativa "Desafío: Levantemos Chile". Sus colaboradores siguen trabajando, recordando la misión trazada por su fundador.

"La gente puede estar muy tranquila, la gente que estamos ayudando, vamos a seguir ayudándolos que no tengan ningún problema y organizándonos, estamos en las diferente áreas, cómo nos vamos a mover", afirmó Jaime García.

Cubillos durante la semana pasada acordó lanzar un programa de autoconstrucción de inmuebles con el Ministerio de Vivienda, propuesta que beneficiará a los habitantes de Constitución y que la autoridad de Gobierno cumplirá. "Esto no puede quedar bajo ningún punto de vista en el olvido", remarcó el ministro Rodrigo Pérez.

Noticias CNN Chile

---
www.lacuarta.cl
Martes 6 de Septiembre de 2011

Su primera pega en la tele fue en Juan Fernández
Pipe Camiroaga tenía 14 años cuando se ofreció para ser asistente de cámara de un equipo de TVN que realizaba documentales.



Por Belén Muñoz Bäuerle
"Era pecoso, andaba con zapatillas sin calcetines y era bien hinchador. Me acuerdo que vio las cámaras y se acercó a preguntar cómo funcionaban y ahí nos dimos cuenta de que teníamos a nuestro asistente", relató Arturo Castillo (57), el ex periodista de TVN que le dio pega por primera vez a Felipe Camiroaga.

El destino quiso que fuera con una cámara de Televisión Nacional y justo en el archipiélago Juan Fernández, el mismo lugar donde hace tres días cayó el avión CASA-212 con el animador y otras 20 personas en su interior.

En esa época el "Halcón de Chicureo" tenía 14 años y se encontraba de veraneo en el hostal del papá de un amigo.

Estaba solo en la isla (su partner ya había partido al Continente) a la espera de un vuelo, cuando vio llegar al equipo de TVN.

El joven Felipe se acercó a ellos y comenzó a preguntarles sobre las cámaras que traían y qué venían a hacer a la isla, según recuerda Arturo.

Sin pensarlo dos veces, Camiroaga se ofreció para ser su asistente de cámara y los personeros del canal público no dudaron en aceptar su ayuda.

"Le dijimos que sí altiro, estaba feliz. Estuvo una semana con nosotros llevando los focos, las cámaras", dijo.

Entusiasmado, se levantaba todos los días a las cinco de la mañana para ayudar en la realización de los tres documentales sobre la isla Robinson Crusoe para el programa "300 millones", de TVN.

Pero no fue su única pega. "Pipe" se conocía la isla como la palma de su mano y se ofreció como guía turístico: "Aprovechó de mostrarnos la isla, nos llevó a unos acantilados increíbles", afirmó.

Tan bien lo pasó Arturo con Felipe, que gastó todo un rollo de su cámara fotográfica en él. "Nos tomamos muchísimas fotos con Felipe, pero cuando volvimos a Santiago me llamó y me pidió si le podía regalar las fotos. Se las di todas y ahora me arrepiento de no tener nada para recordarlo", confesó.

Tras enterarse el día viernes del vuelo maldito, el periodista comenzó a recordar los días que estuvo con el rostro de TVN: "Lo recuerdo como una persona divertida, inquieta y entusiasta. Pienso que él tenía muchas ganas de vivir, qué pena que haya tenido una vida tan intensa, pero breve".

- ¿Qué le parece que el accidente fuera justo en Juan Fernández?

- Él buscó a la televisión en Juan Fernández y la encontró. Irónicamente es la misma donde hoy todo Chile lo está buscando. Me parece increíble.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada