jueves, 24 de febrero de 2011

Mineros visitaron el Muro de los Lamentos y el Santo Sepulcro en Jerusalén

http://www.la2da.cl/
Jueves 24 de Febrero del 2011





Con su inseparable bandera chilena, los 25 mineros que aceptaron la invitación del gobierno israelí para visitar Tierra Santa, hoy conocieron baluartes del mundo cristiano.



José Henríquez, conocido como “el pastor”, afirmó ante la prensa que “Es algo hermoso poder estar donde aquel Dios que nosotros clamamos allá en la mina nos respondió. Es maravilloso poder estar donde el hijo de Dios vino a rescatar a los que se habían perdido”.



La ciudad vieja de Jerusalén, el Monte de los Olivos, la iglesia de la Natividad en Belén, la ciudad de Nazaret o el escenario del milagro de los panes y peces son algunos de los puntos principales del viaje.



---
http://www.emol.com/
Viernes 25 de Febrero del 2011

Emotiva visita a Jerusalén:
Mineros agradecen en Tierra Santa el milagro de estar vivos

La Iglesia del Santo Sepulcro y el Muro de los Lamentos centraron su atención.


El grupo efectuó un recorrido por los lugares sagrados de Jerusalén, como el Monte de los Olivos y la Iglesia del Santo Sepulcro, donde agradecieron el milagro de estar vivos tras el accidente en la mina San José.







Ana Cárdenas, Jerusalén, EFE
"Es una sensación enorme, maravillosa. Para todo creyente es un sueño cumplido", explicó un emocionado Samuel Ávalos en Jesuralén. El minero, junto a 24 compañeros que permanecieron atrapados 69 días en el yacimiento San José, mostró su fervor religioso al iniciar una visita por Tierra Santa. Junto a sus familias fueron invitados por el Gobierno de Israel.

Caminaron por las empedradas calles de la ciudadela, manifestando su recogimiento y emoción por conocer los mismos lugares en los cuales estuvo Jesús.

Los mineros recorrieron las primeras 9 estaciones de la Vía Dolorosa, que comienza donde Jesús fue condenado a muerte, hasta llegar a la plaza de la Iglesia del Santo Sepulcro, en la que fueron recibidos con aplausos por los turistas y religiosos que los reconocieron. En la Basílica, el lugar más sagrado del cristianismo, visitaron las estaciones que marcan los lugares donde Cristo fue crucificado, yació, fue enterrado y resucitó.

Luego recorrieron los barrios musulmán y judío hasta llegar al Muro de los Lamentos, donde fueron recibidos por Shmuel Rabinovitch, rabino del lugar más sagrado para el judaísmo.

Tocados con una kipá (el solideo judío), los mineros escribieron buenos deseos y mensajes de agradecimiento por estar vivos tras quedar atrapados a 700 metros de profundidad, que colocaron en las rendijas de las piedras del muro.

Allí también lucieron la bandera chilena, saludaron y se sacaron fotos con los transeúntes.

_________

''Tenemos muchos viajes, pero éste es el que nos queda para toda la vida".

VÍCTOR ZAMORA

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada