martes, 26 de abril de 2011

Vittorio di Girolamo graba en Italia documental sobre Miguel Ángel

www.emol.com
martes 26 de abril de 2011

Producción conmemorará los 500 años de la Capilla Sixtina:

Con la producción ejecutiva de Sebastián di Girolamo y la participación de Cristián Warnken, se revelará la faceta poética del artista.

Romina de la Sotta Donoso




Ya lo hizo con Da Vinci, en su aplaudida producción "Leonardo Lui". Ahora Vittorio di Girolamo se hace cargo de Miguel Ángel Buonarroti, con un documental que conmemorará los 500 años de la culminación de la Capilla Sixtina, que se cumplen en 2012.

El realizador acaba de terminar el rodaje de "Miguel Ángel redescubierto", tras grabar por más de un mes en Florencia y Roma, con la producción ejecutiva de su hijo, el arquitecto Sebastián di Girolamo. Con un equipo técnico chileno-italiano, recorrieron locaciones como la Galería de los Uffizi y los Museos Vaticanos, siempre tras la huella del artista toscano.

Lo que más impresionó a Vittorio di Girolamo -responde desde el aeropuerto en París, camino a Santiago- fue la visita a las cavernas de mármol en Carrara. "Allí Miguel Ángel extraía personalmente con los obreros los enormes trozos de mármol para sus esculturas, especialmente para la tumba de Julio II. La extracción implicaba grandes riesgos con los trineos de troncos, las cuerdas y los accidentes que se suscitaban constantemente, y él estuvo siempre en la faena con ellos".

Sebastián di Girolamo revela que "fue muy emocionante filmar el David y los cautivos en la Accademia de Florencia, así como las tumbas Medici en San Lorenzo. Las filmaciones fueron creciendo en emotividad. Pero cuando estuvimos solos en la Capilla Sixtina pudimos percibir la dimensión supra-humana del trabajo de Miguel Ángel. Quedamos todos en silencio por la maravilla que veíamos y porque los inmensos frescos los realizó solo, sin ayuda, y en condiciones de incomodidad extremas".

Cristián Warnken cuenta que el documental tiene tres capítulos y que Vittorio di Girolamo le pidió que lo acompañara en el último, que corresponde a la parte final de la vida y la obra de Miguel Ángel.

"En esa época, se encuentra con Vittoria Colonna, una mujer mística que tuvo un ascendiente espiritual sobre él. Como la idea es que yo fuera su interlocutor en algunos temas, fuimos juntos a los lugares esenciales para Miguel Ángel; por ejemplo, a la iglesia donde se encontraba con Colonna", explica.

Agrega: "Me impactó conocer a este Miguel Ángel poeta, sus contradicciones internas, sus angustias metafísicas profundas y sus desgarros. A través de sus cartas y su poesía, hace confesiones muy íntimas. Sus rimas fueron publicadas por un pariente lejano, quien las adulteró, para mostrar a un Miguel Ángel más idealizado. Algunos poemas son bien polémicos".

Por ejemplo, aquellos dedicados a Vittoria Colonna y a Tommaso Cavalieri.

"Ahí la pregunta sería: ¿Cavalieri fue un amor platónico, una amistad estética, o una pasión? Yo siento que hubo una pasión, por los tonos y el tipo de palabras que usa. Vittorio cree que su amor es Colonna; yo planteo que ésa es una amistad espiritual", apunta. Añade que la producción causó "un gran interés en Italia. A Vittorio le abrieron el Vaticano y lo dejaron solo en la Capilla Sixtina. Fue increíble".

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada