jueves, 16 de febrero de 2012

Sin oxígeno ni luz solar: Hallan "oasis microbiano" bajo desierto de Atacama

jueves 16 de febrero de 2012
www.emol.com

Descubrimiento sería útil para rastrear la posibilidad de vida en Marte.  


SCARLETT OLAVE VÁSQUEZ 
En el desierto más árido del mundo y a dos metros de profundidad de la tierra, sobrevive un "oasis microbiano". ¿Su particularidad? Enfrenta condiciones tan extremas como la ausencia de oxígeno y luz solar. El descubrimiento fue realizado de manera conjunta por el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) de España, y la Universidad Católica del Norte, y para ello se contó con un detector de signos de vida llamado "SOLID", que identifica material biológico como ADN, azúcares y proteínas.

"Antes se habían encontrado microorganismos en zonas superficiales del desierto de Atacama, pero nunca en profundidad. El trabajo que hicimos ahí, fue el de perforar el suelo en distintas capas", explica Alex Echeverría, biólogo chileno y miembro del equipo investigador.

Las bacterias se encontraron en estado de latencia, lo que significa que sobreviven en un ambiente que no tiene las condiciones óptimas para que crezcan, pero sí para su mantención en el tiempo, hasta que se vuelvan a dar las condiciones para su desarrollo. "Son microorganismos que han estado ahí durante mucho tiempo encerrados en capas que se han ido acumulando", agrega Echeverría.

Los científicos señalan que el hecho de que estas bacterias sobrevivan ya es algo importante, lo que podría hacerlos creer en la posibilidad de encontrar una situación similar en la superficie marciana.

Dicen los investigadores que si alguna vez existió agua en Marte, hay bacterias que pudieron quedar atrapadas bajo la superficie, y aún así haber sobrevivido. "Para nosotros este hallazgo tiene importantes implicaciones para la búsqueda de vida en Marte. Si allá hay microbios parecidos, con instrumentos como SOLID podríamos detectarlos", señala Víctor Parro, investigador del INTA-CSIC.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada