martes, 3 de abril de 2012

Bellas pinturas aparecieron debajo de cinco capas de látex Iglesia en Valparaíso

http://www.lun.com/
miércoles 4 de abril de 2012
---

www.emol.com
miércoles 4 de abril de 2012

Frescos de estilo Art Nouveau fueron pintados en 1904 por maestros provenientes de la escuela de Baviera:
Vivos colores y ornamentos emergen bajo capas de pintura de barco en iglesia jesuita de Valparaíso

Hallazgo sorprende a los propios expertos patrimoniales que recuperan el más antiguo edificio religioso en pie en la ciudad puerto.   

La iglesia fue construida por el ingeniero Nicanor Marambio, quien se inspiró en la Basílica Romana de Santa Sabina. Bajo el gris (izquierda) está apareciendo el color oro en las columnas y los frescos sobre el yeso de los muros. 


MAURICIO SILVA 
"Esto tiene mucho de regalo y de la alegría que producen los milagros". El sacerdote jesuita Cristián Meneses describe así la sorpresa de la propia comunidad religiosa que desde 1852 administra el templo católico que atiende al barrio El Almendral de Valparaíso.

La "sorpresa" la guardaba la iglesia Compañía de Jesús, construida en 1899 para reemplazar el anterior templo de los Doce Apóstoles que fuera destruido por una inundación.

Bajo cinco capas grises y blancas de pintura de barco, la "nueva iglesia de El Almendral" ocultaba profusas ornamentaciones de estilo modernista de inicios del siglo XX en sus muros, cielo, dinteles y zócalos. La pintura superficial opacaba además los vivos colores de las 14 escenas del Vía Crucis que decoran sus muros y las hojas de oro en sus columnas.

Los murales sorprendieron a los propios expertos de la Fundación CREA que en febrero iniciaron la reparación del templo, financiada por la Compañía de Jesús y por fondos de restauración patrimonial que el Consejo Nacional de la Cultura dispuso para enfrentar los daños que en esa área dejó el 27-F.

"Esperábamos hallar algún decorado. Pero las ornamentaciones cubren toda la estructura del templo", dice la directora de CREA, Macarena Carroza. El año pasado, una estratigrafía hecha a las capas de pintura le hizo abrigar expectativas de descubrir algunos detalles ocultos. Pero la paciente remoción está revelando una policromía que Carroza ve como "maravillosa".

Ayer, el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, viajó a Valparaíso para conocer lo que los trabajos -que deben concluir en octubre de 2013- ya revelaron. "La iglesia ha resistido los terremotos de 1906 y 1985 y un incendio en 1962 . Y ahora aparece este 'milagro' prácticamente en Semana Santa que cambia la naturaleza de los frescos, agregándoles verdes y tonos de piel", explica.

Los retablos del Vía Crucis y la decoración del templo fueron obra de artesanos de la escuela de Arte de Munich, Alemania, iniciada en Baviera y culminada en el propio Valparaíso entre los años 1906 y 1910.

La información estaba en los propios cuadernos de registro que mantiene la Compañía de Jesús, de cuyo noviciado depende hoy el templo. Con apoyo de la alta sociedad porteña de inicios del siglo XX, en la época de esplendor del puerto, el entonces párroco Luis Uría encargó vitrales y retablos a Alemania. Los artistas germanos viajaron a instalarlos a Valparaíso y en largas estadías lo decoraron.

La pintura gris y blanca propia de barcos de guerra que los cubrió fue aplicada tras el incendio de 1962 que quemó el techo del templo, y fue conseguida por el párroco, que era capellán de la Armada. La decisión fue a tono con la "sobriedad" post Concilio Vaticano II, que evitaba la "ostentación" en las iglesias.

La firme capa de pintura que aún cubre las estaciones del Vía Crucis, propia de suelos de buques, exige poderosos solventes químicos para removerla.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada