martes, 10 de abril de 2012

Completa renovación del Parque Metropolitano será palpable en dos semanas

www.emol.com
martes 10 de abril de 2012

Trabajos en el Torreón Victoria avanzan rápidamente:

En el lado norponiente se inaugurará el Parque de la Infancia y en el sector Tupahue se habilitará completamente la Plaza Pablo Neruda, con su anfiteatro al aire libre.  


Nadia Cabello 
Es el parque urbano más grande del país, pero por décadas fue dejado de lado. Hoy el Parque Metropolitano de Santiago vive un renacer, que en las próximas semanas se consolidará con la apertura al público de una serie de proyectos en su interior.

Uno de los más importantes es la remodelación del Torreón Victoria, en el sector Tupahue. La estructura se levantó en 1925 y sufrió los embates de al menos tres terremotos -el último en 2010-, que lo dejaron finalmente en el suelo.

Con las mismas piedras que entonces se desplomaron, hoy se levanta nuevamente el torreón manteniendo su forma octogonal y sus 120 metros cuadrados. "La idea es ocupar el mismo material histórico, pero con las fundaciones apropiadas. Será una réplica exacta de sí mismo", explica el director del Parque Metropolitano Mauricio Fabry.

El torreón está en una ubicación privilegiada, cerca de la piscina, que es uno de los principales atractivos del parque en verano. Es por eso que, para aprovechar los 480 metros cuadrados que tiene la terraza en que se ubica, ahí comenzará a funcionar una cafetería-restaurante que permita a los visitantes disfrutar de la vista del lugar.

En un par de semanas terminarán las obras del torreón y la idea es que en agosto ya esté funcionando la cafetería. La inversión de la reconstrucción alcanza los $200 millones.

Además, dentro de dos semanas, se inaugurará otro proyecto clave: el Parque de la Infancia, pensado especialmente para niños de hasta 8 años. "Estas 3,8 hectáreas tienen una relevancia mayor, porque el Parque Metropolitano abre su cara hacia el sector norponiente. Siempre le había dado la espalda a Recoleta y Huechuraba", aseguró Fabry. En ese mismo sentido, ya se abrió un acceso al parque por la calle Santos Dumont.

Por estos días, también se está licitando la concesión para el sector de la ex enoteca, donde hoy funciona un restaurante. Para llegar hasta ahí se puede acceder por la entrada de Pío Nono o por la de Pedro de Valdivia Norte hacia el sector Tupahue.

La concesión de ese sector ya se terminó y la administración del parque espera que, con la nueva licitación, se le logre dar aún más valor al lugar y modernizarlo. Para ello se espera mantener la estructura y que los negocios que ofrezcan proyectos ahí aprovechen el espacio estratégico que existe.

En dos semanas más se inaugurará la Plaza de Las Naciones Pablo Neruda, que, según explica el director, "fue construida en 2010 pero nunca quedó 100% habilitada porque faltaba un camino e instalaciones de servicios básicos como el agua".

Desde fines de abril, éste será un anfiteatro al aire libre. Para inaugurarlo, la alternativa más factible es realizar allí una actividad del programa Mirando Las Estrellas, en el cual se explicarán a los asistentes conceptos de astronomía, pero a nivel coloquial.

"El parque es un hito único en la ciudad. La gente lo considera como uno de los más bonitos de la ciudad y lo valoran cada día más. Por las tardes es impresionante ver cómo suben los deportistas, y para qué decir los fines de semana. Somos el lugar, el pulmón verde, que mejora la calidad de vida de las personas en cuanto a deporte, cultura y educación", señala el director del Parque Metropolitano.


Cuatro millones de visitas anuales recibe el Parque Metropolitano, según estimaciones de su administración.
722 hectáreas en total tiene el recinto, principal pulmón verde de la capital.
Cuatro comunas comparten el parque: Providencia, Huechuraba, Recoleta y Vitacura.

 El legado de Bernardo Küpfer Casi dos años estuvo Bernardo Küpfer Matte a cargo del Parque Metropolitano. Durante ese tiempo conoció cada rincón del recinto y fue precursor de los principales proyectos que hoy, finalmente, se están materializando.

En su gestión se abrió el acceso al parque por Recoleta para fomentar el ingreso por allí y que no sólo se consideraran Vitacura y Providencia como las entradas al parque.
Fue durante su período cuando se realizó el grueso de las obras para crear, también en el sector norponiente, el Parque de la Infancia y se le agregó al Zoológico Metropolitano una nueva y mejor área para los tigres.

Küpfer fue quien creyó que era necesario mejorar los caminos para subir al cerro e instalar nueva señalética, la mayoría de ella ya puesta en su lugar. Además, renovó las piscinas Tupahue y Antilén que pudieron disfrutarse durante el verano de 2012.

Como parte de su legado, en los 21 meses que estuvo a cargo, también están los primeros lineamientos de las licitaciones para hacer el nuevo teleférico y los arreglos al Torreón Victoria y el funicular.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada