miércoles, 18 de mayo de 2011

Completamente restaurado, el Teatro Municipal vuelve a vestirse de gala




1Estudio de color . "Con mi asesor, Hernán Rodríguez, analizamos exhaustivamente cada sector para saber cuáles serían los colores más adecuados. De esta forma, recuperamos el primer discurso pictórico del Municipal, pero con elementos contemporáneos; es decir, colocamos óleo en las paredes interiores, y en el frontis, una pintura especial para urbes altamente contaminadas", comenta Hernán Ogaz.


2 En el foyer que da a San Antonio existía piso de fléxit, "pero al levantarlo, nos dimos cuenta de que había baldosas y decidimos recuperarlas, porque se complementaban muy bien con este vitraux que data de 1920, muy en el estilo Art Nouveau", dice Hernán Ogaz


3Por primera vez se limpió la maravillosa bóveda con sus pinturas alegóricas diseñadas por Ernesto Kirchbach.
4Según el restaurador Hernán Ogaz, "en los espejos se hizo toda una limpieza. Se sacó la purpurina y se aplicaron láminas de oro".


5El alcalde de Santiago Pablo Zalaquett recorre las obras de restauración. A las puertas se les incorporó un sistema de seguridad antipánico


www.emol.com
miércoles 18 de mayo de 2011

Realizamos un recorrido exclusivo por las recién concluidas labores de restauración . Esta noche, en la gala de "Tosca", el alcalde Pablo Zalaquett mostrará al público la remozada cara del coliseo.

Maureen Lennon Zaninovic
"Para nosotros esto es un hito. Le estamos devolviendo al país, después de uno de los terremotos más importantes de nuestra historia, un teatro absolutamente renovado, con la acústica, visibilidad y decoración que se merece", señala satisfecho Pablo Zalaquett, alcalde y presidente de la Corporación Cultural de Santiago.

Esta noche -en el marco de la gala del Banco Santander de la ópera "Tosca", de Puccini- el edil mostrará al público las recientemente finalizadas labores de restauración. Antes, ofreció un recorrido exclusivo a "El Mercurio", donde advertimos cómo este coliseo recuperó su majestuosidad y brillos propios de su inauguración, en 1857.

Orgulloso, Zalaquett adelanta que la recuperación del edificio se realizó antes de lo previsto. "Nos planteamos varias metas. La primera fue reabrir parcialmente el Municipal (ello ocurrió a partir de agosto de 2010) y la segunda meta ya la estamos cumpliendo, porque el teatro se encuentra completamente rehabilitado, y en tiempo récord".

Y agrega que, tomando en cuenta experiencias internacionales similares, los trabajos de restauración debieron extenderse entre dos y tres años. "Pero nosotros lo logramos en sólo 14 meses. En este exitoso proceso llegaron a trabajar en paralelo, entre 300 y 350 personas", dice.

El rescate, que estuvo a cargo de la empresa constructora Invasco -con la inspección técnica de la oficina de arquitectos Escipión Munizaga & Asociados- implicó, según el alcalde, una inversión de más de $2.600 millones. "El financiamiento lo logramos a través de seguros comprometidos, de los dineros que recibimos con la gala de reapertura de agosto; y gracias al aporte del tenor peruano Juan Diego Flórez y del pianista argentino Bruno Gelber, quienes ofrecieron presentaciones a beneficio. Y también fue clave el apoyo del fondo de reconstrucción del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes".

Andrés Rodríguez, director del Teatro Municipal, complementa. "Ahora podemos decir con orgullo que tras la segunda etapa -que iniciamos lentamente en agosto y que se intensificó en los meses de verano- las labores de recuperación están finalizadas en casi un 95%".

Y cita como uno de los mayores logros, la remozada Sala La Capilla (donde antes funcionaba el Tavelli). "Se le cambió el piso por parquet y ahora quedó como un foyer que servirá para realizar actividades educativas para los niños y también como sede de ciclos temáticos y eventos de todo tipo. Ese espacio tiene una capacidad para 200 personas y si hay que ocuparlo, lo haremos ".

-¿No habrá más allí una cafetería?

"Sólo un carrito que operará durante las funciones".

El alcalde de Santiago explica que tras un largo estudio "llegamos a la conclusión de que tener ahí un café no era lo mejor para el teatro; que lo más óptimo sería utilizar la Sala La Capilla como un escenario para conciertos de mediodía, seminarios o simplemente como lugar de encuentro de nuestro público".

Pan de oro

Hernán Ogaz estuvo a cargo de la restauración artística del teatro. Dice que su labor fue recuperar la "epidermis" del edificio y para ello estableció como corte 1910, es decir, el año de nuestro Centenario. "Gracias al aporte del arquitecto francés Emilio Doyére, después del terremoto de 1906, el Municipal se amplió y se convirtió en un palacio, en un monumento soberbio propio del espíritu de la Belle Époque . Pero con el correr del tiempo, se fue alterando la epidermis original. Con un equipo, que llegó a sumar 20 restauradores, logramos recuperar esa belleza primigenia. Ahora todo es más luminoso y elegante".

¿En qué consistió su tarea? Ogaz dice que se realizó una limpieza profunda del mobiliario, obras de arte, bóveda y espejos. Además, revisó cada moldura. "Nos dimos cuenta de que detrás de la capas de purpurina -ya gastadas- originalmente había pan de oro. Lo que hicimos, entonces, fue aplicar en todos los decorados 5 mil hojas de pan de oro falso y cinco litros de mezcla para dorar. También pintamos la sala principal con óleo, un material mucho más fino. Todo para devolverle la mayor dignidad al edificio".



"El Municipal no es un teatro sólo de Santiago, sino del país. Debería haber un mayor esfuerzo del gobierno en su financiamiento, contra nuestra oferta de más espectáculos de extensión".
PABLO ZALAQUETT ALCALDE DE SANTIAGO

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada