viernes, 20 de mayo de 2011

Palacio Cousiño será la mayor atracción del Día del Patrimonio en Santiago

LA TERCERA EDICION IMPRESA
viernes 20 de mayo de 2011

114 edificios de la capital abrirán el domingo 29 de mayo, entre ellos, este palacete del siglo XIX.




por Barnardita Alvarez
En 1870, Luis Cousiño -dueño de las minas de Lota- y su mujer Isidora Goyenechea contrataron al arquitecto Paul Lathoud para que les construyera un palacete y a una flota de barcos para traer desde Europa el primer ascensor del país y una lámpara de lágrimas de media tonelada. Pero Cousiño no disfrutó la construcción de Dieciocho esquina Santa Isabel. Las obras terminaron en 1878, cinco años después de fallecer de tuberculosis.

Desde 1940 la Municipalidad de Santiago administra el edificio y que usó para recibir a visitas ilustres: Indira Gandhi, Charles de Gaulle y Golda Meir. Iba a ser también la residencia en que se quedaría Isabel II en su visita a Chile en 1968. Pero dos semanas antes, un incendio destruyó el segundo piso y la reina debió conformarse con el ex Hotel Carrera.

A pesar que el palacete no permite la entrada al público y sólo están autorizadas las visitas a los jardines, el domingo 29 de mayo el Palacio Cousiño volverá a ser la mayor atracción del Día del Patrimonio en Santiago.

En su versión anterior, el lugar permaneció cerrado producto de los daños del terremoto. Pero ahora por el acceso de la Plaza de Las Heras -entre 10 y 15 horas- cerca de 6.000 visitantes verán una exhibición de parte del mobiliario del palacio y objetos personales de la familia. Entre ellos, un traje verde de Isidora Goyenechea donado por Jorge Squella, uno de sus descendientes.

"Ella tenía este traje como de uso diario, y quise compartirlo, porque enriquece la colección permanente del palacio", cuenta Squella.

A la vista del público también se exhibirá un conjunto de sofás y sillones estilo Luis XVI, que pertenecen al salón dorado del palacio, uno de los 22 que tiene el inmueble y donde se realizaban antiguamente los bailes. También se verá un chiffonnier, cómoda enchapada en palo de rosa con incrustaciones de porcelana, que originalmente se ubicaba en el salón de té; y una escultura de plata de una mujer árabe.

Como los visitantes no pueden entrar al palacio, también se pondrá en sus jardines una muestra de fotografías panorámicas de su interior.

A su vez, habrá una muestra de la historia del Barrio Dieciocho, sector donde se ubica el Palacio Cousiño y que es considerado zona típica. Para amenizar el recorrido, el conjunto artístico Nahuel Mapu recreará una antigua chingana del siglo XIX, con bailes típicos de la época.

"El valor de este lugar es que todo su alhajamiento es original. Cada pieza es una obra de arte", cuenta la administradora del palacio, Carmen Julia Roba.

Restauración

Para agosto próximo se espera que se dé el vamos a la inversión de $ 770.000.000 para el proyecto de restauración del Palacio Cousiño, fondos a los que se postula por el gobierno regional.

Además del arreglo de los daños y desprendimientos producto del terremoto en la escalera y terraza, se renovará la calefacción y se instalarán purificadores de aire. También está proyectado convertir la cava ubicada en el subterráneo en una galería de arte y renovar todos los tapices y cortinajes que se dañaron en el incendio y fueron cambiados por materiales de menor calidad.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada