martes, 17 de mayo de 2011

Magallánicos habilitarán inédito museo de sitio en la base antártica chilena Arturo Prat

www.emol.com
martes 17 de mayo de 2011

Se exhibirán objetos e imágenes sobre la presencia nacional en el continente:

Gobierno regional usará parte de las 114 hectáreas de que dispone junto a las instalaciones de la Armada.

ROLANDO MARTÍNEZ



Una mochila, un piolet y un par de raquetas para caminar en la nieve, usadas por los integrantes de la dotación fundadora de la base Arturo Prat, volverán al sur profundo.

En la actualidad se exhiben en el Museo Naval de Valparaíso, pero regresarán a la Antártica una vez instalado el museo de sitio que decidió construir el gobierno regional de Magallanes.

La exposición, destinada a impulsar la actividad turística y científica en la zona, difundirá en imágenes y objetos la historia de Chile en la Antártica, desde el rescate del piloto Luis Pardo Villalón de los náufragos del explorador británico Ernest Shackleton, en 1916; la fundación de la base Arturo Prat en 1947, la primera que estableció Chile en ese continente, y las actividades desarrolladas allí hasta los tiempos actuales.



El gobierno regional de Magallanes dispone de 114,82 hectáreas en la zona circundante de la base naval Arturo Prat, declarada monumento histórico nacional, y allí se construirá el museo de sitio. La Dirección Regional de Arquitectura formuló el plan de "Mejoramiento y Obras Anexas Base Naval Arturo Prat", que persigue intervenir el conjunto de edificios históricos de la base naval chilena, la habilitación del Museo Histórico y la consolidación de recintos para actividad científica.

El plan proyecta agregar un área de recepción y de servicios, de 100 metros cuadrados, al actual sector conocido como iglú (90 metros cuadrados de superficie) donde se habilitará el museo. Para ello, en 2012 se invertirán $90 millones en los estudios de diseño, para ejecutar en 2013 las obras civiles.

"Esperamos que desde acá a dos años tengamos habilitado el museo, que lo visitarían más de 500 personas por temporada. Así se incrementará la presencia del gobierno regional en la Antártica", explicó Jorge Buvinic, abogado y consejero regional.

Arturo Storaker, intendente de Magallanes y Antártica Chilena, dijo que impulsar la creación de un museo de sitio en el territorio antártico chileno es "una señal clara de la presencia que quieren marcar el gobierno regional y los magallánicos en la Antártica, y está en la línea del impulso que está dando el gobierno de Chile a su presencia en este territorio".

El comandante en jefe de la Tercera Zona Naval, vicealmirante Rafael González, admite que hay conversaciones con las autoridades regionales para determinar cuál será el mejor diseño del museo. "Las actuales instalaciones están dedicadas a la dotación, y el nuevo museo debe hacerse sin afectar las tareas propias que tiene la Armada en la base Arturo Prat", explicó el vicealmirante Rafael González.

Propiedad

El gobierno regional recibió en concesión las 114,82 hectáreas luego que en febrero de 2004 la Armada decidiera cerrar la base Arturo Prat por razones presupuestarias. El intendente de la época, Jaime Jelincic, gestionó en La Moneda mantener la base dependiente del gobierno regional, y el traspaso del terreno y las instalaciones se oficializó en 2006.

Se dictó un decreto y se hizo escritura pública a nombre del gobierno regional de Magallanes. En el año 2008, cuando la Armada decide reabrir la base, con acuerdo del gobierno regional se modifica el decreto y se le entrega una parte de esta concesión a la Armada, donde está construida la base Arturo Prat, salvo un lugar que es la primera instalación de la base, conocida como iglú, donde se proyecta habilitar el museo de sitio.

"Es una oportunidad única que se nos presenta, y el gobierno regional va a impulsar este proyecto para afianzar su presencia en el territorio antártico", explica Storaker.

La base naval Arturo Prat se ubica en la isla Greenwich, a 1.500 km al sur de la ciudad de Punta Arenas.

---

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada